domingo, octubre 10, 2021

VERSIONES DE UNA VIDA (LXIII)


Durante el revival ochentero del “sixties punk no sólo se reciclaron las canciones sino también los nombres de algunas bandas, tal es el caso de una de las más conocidas y queridas de la época como son The Cynics, grupo formado en Pittsburgh (Pensilvania) a mediados de los 80, que tomaron prestado el nombre a una banda tejana de 1966 (en la foto), cuando compusieron el tema “I´ll go”, que en 1987 fue versionada por otros imprescindibles del género como son los no menos queridos Chesterfield Kings (Rochester, New York).

La canción trata de esa noble e indestructible voluntariedad ligada al verdadero amor, porque no hay mayor prueba de amor que estar ahí cuando se necesita y hacer cosas reales, útiles y prácticas para ayudar a la persona amada.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) The Cynics (Fort Worth (Texas), 1966).

2) Chesterfield Kings (Rochester (New York), 1987).

Anteriores entradas de esta sección:


martes, octubre 05, 2021

VERSIONES DE UNA VIDA (LXII)


Una de las canciones consideradas como una de las mejores del “Garage” es “I Never Loved Her”, compuesta en 1965 por los californianos Starfires y que llegó a mis oídos gracias a los suecos Wylde Mammoths, quienes la interpretaron en 1985, exacerbando su tono melancólico, mientras que, 20 años después de los “Mamuts suecos” y 40 años más tarde que la versión original, los valencianos Wau y los Arrrghs, la cantaron en castellano, con el título “Nunca la quise”, resaltando su tono más ácido e histriónico.

La versión original del tema incluye un ejemplo muy claro del magistral empleo de un instrumento esencial en el “Garage” como es la pandereta. Os reto a que tratéis de acertar el momento exacto en que va a caer el siguiente “panderetazo”… Dificil!!! Eeeee???

La foto no tiene nada que ver, se trata de Steve Nicks, la cantante de los “Fleetwood Mac”, que nunca fueron santos de mi devoción, pero, con ese sombrero de copa y esa pandereta, tenía que ponerla.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) The Starfires (L. A. (California), 1965).

2) Wylde Mammoths (Suecia, 1985).

3) Wau y los Arrrghs (Valencia (España), 2005).

Anteriores entradas de esta sección:


lunes, septiembre 20, 2021

VERSIONES DE UNA VIDA (LXI)


La “Canción de Septiembre” (September Song) es uno de esos clásicos o “standards” imperecederos, un auténtico himno del espíritu romántico, compuesta por Kurt Weill a principios del siglo XX, e interpretada por primera vez por Walter Huston, en 1938, formó parte de la banda sonora de la película “September Affair” (1950), tras lo cual ha sido versionada por innumerables artistas, de los que únicamente voy a citar al gran Frank Sinatra (1946) y al culpable de que llegase por primera vez a mis oídos que no fue otro que mi querido Ian McCulloch (Echo & the Bunnymen), quien la cantó en 1984, dándole un aire más decimonónico y “Lordbyroniano” que nunca.

La canción, aunque ciertamente romántica y melancólica, trata sobre el pragmatismo y el realismo de un hombre maduro, que ya no tiene tiempo que perder en los rituales del cortejo y el “juego de la espera”, haciendo una genial metáfora con la estación otoñal, el final de un ciclo y esa atormentada idea o sensación de que con cada día que pasa estamos más cerca de la muerte.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) Walter Huston (California, 1938).

2) Frank Sinatra (New York, 1946).

3) Ian MacCulloch (Liverpool, 1984).

Anteriores entradas de esta sección:


martes, julio 27, 2021

VERSIONES DE UNA VIDA (LX)



El 17 de julio de 2021 se ha publicado un álbum de tributo a Roky Erickson, fundador en los años 60 del grupo de rock psicodélico “13th Floor Elevators”, hasta que las drogas y la demencia lo llevaron a un psiquiátrico por orden judicial y falleció el 31 de mayo de 2019, a los 71 años de edad, en Austin (Texas).

Una de las canciones con las que The Rescuers solíamos cerrar los conciertos, a finales de los 80, es el clásico “You´re gonna miss me”, que compuso Roky, en 1966 y cuya versión, en este disco de tributo, ha corrido a cargo de la gran Lucinda Williams. Curiosamente, el álbum se titula “May the Circle Remain Unbroken” y ciertamente en muchos aspectos, especialmente para mí, supone la conexión entre la rebeldía “hippy” y la tradición “country” o “folk”.

Aunque la versión más salvaje que se ha hecho nunca fue la de los californianos “Lazy Cowgirls” (1989). Por no hablar de la que hicieron los australianos Radio Birdman, también en los 80.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) The 13th Floor Elevators (Texas, 1966).

2) Lazy Cowgirls (L. A., California, 1989).

3) Lucinda Williams (California, 2021).

Anteriores entradas de esta sección:

I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, IX, X, XI, XII, XIII, XIV, XV, XVI, XVII, XVIII, XIX, XX, XXI, XXII, XXIII, XXIV, XXV, XXVI, XXVII, XXVIII, XXIX, XXX, XXXI, XXXII, XXXIII, XXXIV, XXXV, XXXVI, XXXVII, XXXVIII, XXXIX, XL, XLI, XLII, XLIII, XLIV, XLV, XLVI, XLVII, XLVIII, XLIX , L, LI , LII, LIII, LIV, LV, LVI, LVII, LVIII y LIX.

domingo, junio 27, 2021

LAGARTOS LEGENDARIOS





Cuenta D. Domingo Hernández Zabala desde Santiago de Chile y en su libro sobre la Ermita de la Virgen de Lomos de Orios que el tío Lino Manriquez Pérez, un pastor trashumante vecino del cercano pueblo soriano de La Póveda, en junio de 1.822, descubrió a un lagarto (gardacho) que estaba comiendo los restos de su caldero de sopas de leche, en el aprisco de Los Reoyos, y que desde entonces le puso el nombre de "Zagalito" y se dedicó a alimentarle con más sopas de leche, con lo que creció mucho y muy deprisa.

Dos años más tarde, en 1.824, el trashumante volvió a la misma majada y, el 15 de julio, víspera de Nuestra Señora del Carmen, al ver asustadas a sus cabras creyó que las acosaba el lobo, qu en aquel entonces abundaba por allí. Se trataba del lagarto "Zagalito" que medía ya más de 1,20 metros, corrió asustado hacia la ermita pidiendo la protección de la Virgen, perseguido por el lagarto. Tras entrar en la ermita Lino, la puerta se cerró de golpe, milagrosamente, partiendo al lagarto en dos.

Una rústica escultura de un lagarto, hecha con dos cuernos de vaca (3ª foto), colocada a la puerta de la ermita, conmemora la famosa leyenda.

Antes de ayer, en una visita a la Ermita de Lomos de Orios (Villoslada de Cameros, La Rioja), casualmente vimos dos ejemplares de Lagarto verde (Lacerta viridis), un macho adulto, luciendo tonos azulados en su cabeza (1ª foto), y otro macho más joven (2ª foto), junto a unos pedruscos que salpican los verdes prados cercanos a la ermita, junto a vetustos fresnos y abedules.

Resuena en el sombrero: "Spanish Caravan.- The Doors; (L. A. (California), 1968). Dudo mucho que "King Lizzard, el gran Jim Morrison y sus chicos pensasen en la ganadería trashumante y en los lagartos, cuando compusieron este gran tema.

lunes, mayo 24, 2021

VERSIONES DE UNA VIDA (LIX)



Una de las nefastas manías que tiene mucha gente, en nuestra sociedad actual, es la de querer llegar al límite de todo, comprobar hasta dónde va a resistir, forzar las cosas hasta el máximo posible, dar media vuelta más de tuerca, tensar la cuerda confiando en que aguantará sin romperse, pero claro, muchas cuerdas terminan por cascar.

Dejar un mínimo de holgura, un pequeño margen de seguridad, se considera un síntoma de debilidad y cobardía. Vivimos en un mundo cada vez más acelerado, en el que nos fuerzan a ir cada vez más deprisa, a tomar más riesgos, a vivir constantemente en el filo de la hoja del cuchillo.

Ya, en 1966, los californianos The Seeds se quejaban de que “You´re pushing too hard on me… Pushin´ too hard”, un clásico del garaje psicodélico que recientemente ha versionado un gran cantautor paisano suyo llamado Nick Waterhouse.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) The Seeds (California, 1966).

2) Nick Waterhouse (California, 2021).

Anteriores entradas de esta sección:


viernes, abril 30, 2021

VERSIONES DE UNA VIDA (LVIII)



Verano de 1984, cuando gran parte de la juventud occidental continuamos vestidos de negro, encendemos la tele y vemos a un joven Bruce Springsteen en todo su esplendor, contoneándose sobre el escenario con cara sonriente, vestido con una sencilla camisa blanca y vaqueros ajustados, ilusionando a medio mundo cuando, de repente, se agachó, dejó el micro y estiró su musculoso brazo invitando a una chica del público para subir al escenario a bailar con él. Aquel inocente y sencillo gesto fue como un oasis de humildad, generosidad y luminosa normalidad, en medio de un oscuro mundo, repleto de sofisticación y estrambótica modernidad afterpunk y neopsicodélica. La canción tenía el significativo y emblemático título de “Dancing in the Dark”.

Esta mañana, el Telediario me ha sorprendido con la noticia de que el músico colombiano Juanes acaba de sacar una versión en castellano de esta gran canción del Boss. También me ha llamado la atención su nueva imagen, con bigote, larga melena y ropa tardosesentera o de principios de los 70 (parece un híbrido entre Frank Zappa y Rudi Protrudi).

Ciertamente, la canción es muy oportuna y agridulcemente esperanzadora, en estos duros tiempos que vivimos.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) Bruce Springsteen (Saint Paul (Minnesota), 1984).

2) Juanes (Colombia, 2021).

Anteriores entradas de esta sección:
I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, IX, X, XI, XII, XIII, XIV, XV, XVI, XVII, XVIII, XIX, XX, XXI, XXII, XXIII, XXIV, XXV, XXVI, XXVII, XXVIII, XXIX, XXX, XXXI, XXXII, XXXIII, XXXIV, XXXV, XXXVI, XXXVII, XXXVIII, XXXIX, XL, XLI, XLII, XLIII, XLIV, XLV, XLVI, XLVII, XLVIII, XLIX , L, LI , LII, LIII, LIV, LV, LVI y LVII.