jueves, abril 12, 2007

Los extremos se tocan



En este mundo esférico en el que vivimos, es lógico que dos cosas que se vayan separando en sentidos totalmente opuestos, al final acaben por juntarse en algún sitio, y en el caso que nos ocupa ese sitio es Canadá, porque hoy toca hablar de dos famosos cantantes canadienses, más o menos relacionados con la música country, aunque de maneras muy diferentes, me estoy refiriendo a la bella Shania Twain y al viejo y solitario lobo estepario Neil Young.

Shania Twain, nació en Ontario en 1965 con el nombre de Eilleen Regina Edwards. En su país y en Estados Unidos es una superestrella del country. Es la única mujer que tiene tres álbumes certificados como "Diamante" (más de 10 millones de copias vendidas) por la "Recording Industry Association of America" (RIAA). Su tercer álbum "Come On Over" es el más vendido de todos los tiempos por una artista femenina. Ha ganado 5 premios Grammy y 40 premios BMI Songwriter.

Shania está casada con el productor de rock Robert "Mutt" Lange, con el que tiene un hijo de 5 años llamado Eja (pronunciado "Asia") que ha crecido sano y saludable siendo vegetariano como sus padres.

Viven en Corseaux (Suiza) en una villa que adquirieron hace poco, tras vender en octubre de 2006 el Castillo de Sully, que tenían en La Tour-de-Peitz, también en Suiza. Además, Shania es dueña de CIENTO SETENTA KILÓMETROS CUADRADOS de terreno, cerca de Wanaka (Nueva Zelanda), donde se dedica a criar ovejas y espera construirse una casa. También es dueña de un perro pastor alemán, llamado "Tim".

Shania es una chica atlética y deportista, que gusta de practicar marcha, natación y montar a caballo. En definitiva se trata de una atractiva y afortunada mujer, famosa y rica, que ha hecho fortuna cantando canciones bastante comerciales y superficiales, más cercanas al pop que al country.

Por su parte, Neil Young nació en Toronto (Canadá) en 1946, donde en los primeros años 60 tocó la guitarra eléctrica de 12 cuerdas con un grupo de funky-soul-pop llamado los "Mynah Birds". Mediados los 60, se trasladó a California donde formó los legendarios "Buffalo Springfield" (ver entrada del 29 de marzo "La Primavera del Bisonte").

Durante los 70 prosiguió su carrera como "Neil Young & the Crazy Horse", y a partir de los 80 ha seguido tocando en solitario. Siempre encuadrado dentro de un estilo denominado como "Rock con raíces" aunque muy personal. En 1985 se acercó al country más puro y tradicional con su álbum "Old Ways" (ver entrada del 23 de febrero "Wayward Wind").

En los 90 se convirtió en el gurú referente de muchos grupos del llamado estilo "Grunge", razón por la que Neil se ganó el apelativo del "Padrino del Grunge". En aquellos años se hicieron algunas versiones de su clásico "Don´t Cry No Tears".

Actualmente, es pública y notoria su oposición a la Guerra de Irak y a la política de George Bush, por lo que frecuentemente es tachado de "canadiense traidor". Su penúltimo LP se titula "Living with War" y en él hay una canción titulada "Let´s Impeach the President" ("Vamos a encausar al Presidente"), se puede decir más alto pero no más claro.

En lo que respecta a su vida familiar, tuvo la desgracia de que tanto su hija (Zeke) como su hijo (Ben) naciesen con parálisis cerebral. Ante lo cual, Neil, haciendo gala del coraje, el pragmatismo y la autosuficiencia propios de un granjero americano, fue capaz de idear sistemas informáticos que le posibilitaron la comunicación con sus hijos, y de montar en 1986, junto a su mujer, Pegi, una escuela modelo para niños discapacitados, la Bridge School, en Hillsborough (California).

Su preocupación por los temas medioambientales y por el mundo rural, se pone de manifiesto en su participación en las campañas denominadas "Farm Aid", en las que ha colaborado con otros artistas del gremio como Willie Nelson y Bruce Springsteen. Su coherencia llega hasta tal extremo, que, tanto el combustible de los vehículos de transporte, como el abastecimiento de energía para los conciertos, proceden del biodiesel producido a partir del maiz cultivado por los propios granjeros.

Una de sus breves pero demoledoras frases es la siguiente: "Es muy fácil colocar a alguien la etiqueta de "ecologista" o persona con conciencia medioambiental, para quitárnoslo de encima, tratando de minar su credibilidad, pero los hechos y las señales de lo que realmente está pasando en la Tierra están ahí, a la vista de todos. El colocar ese tipo de etiquetas para tranquilizar nuestras conciencias tiene su precio".

En resumen, Neil Young es un señor mayor, feo, gruñón, incómodo, comprometido, beligerante, siempre del lado de los perdedores y de los menos favorecidos, y... con un timbre de voz sorprendentemente agudo. Todo lo contrario que la joven y bella Shania, glamurosa y resplandeciente estrella del pop, superficial, cuenta con el favor y el reconocimiento del gran público, anfitriona omnipresente en los principales eventos televisivos y..., curiosamente, con una voz relativamente grave para una mujer de su edad. Pero, eso sí, ambos son artistas canadienses muy famosos relacionados con el country.

Y como hoy me apetece ser superficial, alegre y desenfadado, disfrutemos de este tema de Shania, porque hay que reconocer que la chica tiene su encanto ¿O no?



Resuenan en el sombrero: "Party for Two".- Shania Twain & Mark McGrath (Ontario, 2006); y "Let´s Impeach the President".- Neil Young (Toronto, 2006).


6 comentarios:

atikus dijo...

Esta como un tren, pero claramente me gusta ir más despacio y como puse en el pos anterior, me quedo con los perdedores.

Mad Hatter dijo...

Sí, opino lo mismo, pero... a veces no está mal soñar con que una reina del glamour pueda fijarse en un "king of the loosers", porque eso de que los extremos se tocan, se cumple muchas veces.

memento dijo...

Sí, sí, está como un quesito, pero estaba mucho mejor, en todos los sentidos, pero sobre todo en el musical, al principio.

Red River dijo...

Jesús, la Twain!!!
La descubrí y la bailé (sudoroso y nocturno, uno baila de todo) hace años en .... Brasil. "Any man of mine" fue allí un auténtico éxito.

Pensarás, en Brasil????
Ay, amigo, hay un aparte de Brasil que es auténtico western, el country la música más imprtante y los vaqueros andan por doquier.
Investiga sobre el sertao (te pongo el enlace) y descubrirás cosas curiosas. Hay cientos de músicos brasileños que sólo calzan camperas y lucen stetsons.
Algún Stetson ya regalé yo a alguna dulce brasileña!

Mad Hatter dijo...

De Canadá a la Patagonia, pasando por Brasil, la música vaquera parece arrasar en toda América y en gran parte de Europa, gracias a tipejos híbridos y extraños como nosotros (je, je).
¿Escucharán country en otras galaxias? ¿Será esta música realmente cósmica? ¿Se encontrará algún Stetson en el subsuelo de Marte? ¿Es Shania una extraterrestre?

Mad Hatter dijo...

¡Ah!... Se me olvidaba comentar, por si Shania viese este blog (nunca se sabe), que tengo una hija guapísima de 6 años a la que le gusta mucho viajar y que estaría encantada de conocer al joven "Eja". Total, Iowa tampoco está tan lejos de Canadá, ni Logroño de Suiza (ja, ja).