jueves, octubre 18, 2018

VERSIONES DE UNA VIDA (XVII)



Aunque comenzó su larga carrera en 1961, la cantautora folk y artista visual canadiense con el peculiar nombre de Buffy Sainte-Marie, me había pasado totalmente desapercibida hasta hace poco que me he enterado que es la autora de una canción titulada “Cod´ine”, dedicada al opiáceo codeína, a la que se hizo adicta debido a una afección de garganta, en 1963.

Buffy forma parte del reducido y selecto grupo de artistas de raza amerindia (nativos norteamericanos), concretamente pertenece al pueblo “Cree”, que habitan la zona de Quebec, Ontario, Alberta, Manitoba y Saskatchewan (en esta última región nació Sainte-Marie el 20 de febrero de 1941).

Por lo visto, los nativos norteamericanos son genéticamente más propensos a caer en el alcoholismo y otras drogadicciones, quizás su profundo sentimiento de formar parte de un Todo con la Naturaleza, les conduzca hacia una enorme tristeza cuando se ven involuntaria e inevitablemente inmersos en una sociedad que destruye el mundo natural, lo que les lleva a tomar peligrosos atajos de autodestrucción.

La canción "Cod´ine" es de una sinceridad brutal, nos abre a una percepción de la verdad que duele en el alma, quizás por ello haya sido versionada por numerosos artistas, aunque llegó a mis jóvenes oídos a través de los legendarios Barracudas, en su álbum de 1981 "Drop Out".

¡Que las disfrutéis!:

1) Buffy Sainte-Marie (1963).

2) The Barracudas (1981).

viernes, octubre 12, 2018

VERSIONES DE UNA VIDA (XVI)


El Cerezo (Prunus avium) es un bello árbol autóctono que tiene diversos usos:

- Agrícola: Variedades cultivadas para la producción de fruto (cerezas).

- Forestal: Existe material seleccionado por la calidad de su madera, por presentar una clara dominancia apical, buen crecimiento, fuste alto y recto, con escasa ramificación (pocas ramas finas y horizontales). Existiendo plantaciones específicas para la producción de madera de calidad.

- Ornamental: Debido a la indudable belleza de su floración, el colorido de sus frutos en verano y su follaje otoñal, diversas variedades de cerezos se plantan en parques y jardines.

- Medio ambiental (biodiversidad): El cerezo silvestre es un componente de los ecosistemas forestales de los bosques mixtos de frondosas y también acompaña a muchos pinares y abetales. Las flores son una importante fuente de néctar para numerosos insectos y sus frutos son muy apreciados por la fauna, especialmente por las aves, que son las principales encargadas de la dispersión de sus semillas.

Legalmente, tanto a nivel europeo como estatal, lo que se regulan son estos diferentes sectores (agrícola, forestal, ornamental y medio ambiental), existiendo, además, unas normativas fitosanitarias que regulan los controles para evitar la propagación de plagas y enfermedades que puedan afectar a Prunus avium y/o a sus distintos productos (cerezas, madera, etc.).

Toda esta dispersión de normativas y competencias crea no pocos problemas de índole práctico, no sólo para los productores (viveristas) y los consumidores, sino incluso para los funcionarios encargados del cumplimiento de toda esta prolija normativa en los distintos ámbitos y competencias.

¿No sería más práctico, eficaz y lógico regular las especies, indicando, compatibilizando y regulando todos los posibles usos permitidos; su producción, cultivo y comercialización; la protección y conservación de poblaciones autóctonas silvestres; así como los controles de calidad y fitosanitarios existentes?

Esta problemática es consecuencia de que en nuestra sociedad prevalece lo económico sobre lo biológico. Nuestras vidas están regidas por leyes y Ministerios, todo se encasilla en departamentos estancos, impidiéndonos una visión de conjunto, integral u holística de la realidad. Hablamos mucho de "competencias" y "competitividad", y muy poco de "colaboración" y "consenso". Reflejo del eterno conflicto humano entre dos sentimientos o conceptos contrapuestos: "propiedad privada" vs "bien común". En aquella entrada dedicada al crucial paso del nomadismo al sedentarismo, ya tratamos sobre el problemático encaje que tiene la "propiedad privada" en la Naturaleza.

Para ilustrar musicalmente estos asuntos de tratar de "poner puertas al campo", "nuestros" árboles e ir a lo que importa, o sea a las versiones, hoy he elegido la canción "Out of our tree", compuesta en 1966 por los fabulosos Wailers de Tacoma (Washington), máximos exponentes del sonido Noroeste del garage americano más crudo y primitivo. Un tema que versionó, en la costa opuesta, desde Boston (Massachusetts), la primera banda de Jeff Conolly, los legendarios DMZ, en 1978.

¡Que las disfrutéis!:

1) The Wailers (1966).

2) DMZ (1978).

miércoles, octubre 10, 2018

VERSIONES DE UNA VIDA (XV)



Cuando empecé a aficionarme por el “country”, allá por los primeros 2000, un amigo me advirtió del peligro de caer en una red de melancolía, con impredecibles y fatídicas consecuencias. Pero no le hice caso, la alargada sombra de Johnny Cash y June Carter me condujo hacia otra oscura y peculiar pareja más actual, la compuesta por Brett y Rennie Sparks, con sus “Handsome Family”.

Ayer, por tierras navarras, descubrí un hilarante revulsivo para toda esa “morriña campera”. Ciertamente, la ciudad de Logroño no se caracteriza por su gran ambiente rockero, sin embargo en la cercana Pamplona, con el sello independiente “Chin-Chin Records” actuando como catalizador, tienen una envidiable y pujante escena de grupos. Quizás el más conocido sean las “Kassettes”, que ya salió en el capítulo IX de esta sección (ver enlace anterior), pero el que más me ha llamado la atención es uno denominado Las Chinchetas, en cuya hoja promocional dicen lo siguiente:

“El mejor grupo de cow-pop a orillas del Arga. El matrimonio Chincheta se conoció cuando ambos eran adolescentes. Él, hijo del patriarca de una comunidad pseudo-católica seguidora del Palmar de Troya; y ella, decimoctava hija de un pastor mormón polígamo. Se escaparon de sendas familias para vivir una vida nómada en su caravana. Armados con unos cuantos viejos instrumentos recorren la geografía ibérica en busca de algo con que alimentar a su prole y su ganado. Durante el transcurso de estos viajes fueron conociendo a su banda”.

Ciertamente, la imagen del grupo es bastante rural y destartalada, al más puro estilo de los “Knitters”, aunque su música tira más bien hacia lo ye-yé. Cuando ví que una de sus canciones se titula “Neandertal”, una versión en castellano del tema “That´s My Guy” que el delicioso dúo de la escudería “Stax”, Cheryl & Pam Johnson, grabaron en 1963, no me pude resistir a dedicarles esta entrada.

¡Que las disfrutéis!:

2) Las Chinchetas (2013).

viernes, octubre 05, 2018

VERSIONES DE UNA VIDA (XIV)



Fruto de la pura casualidad, ha caído en mis manos este fragmento del poema “La Noche de la Libertad” incluido en la obra “Rimas en honor de la España”, publicado por Juan Bautista de Arriaza en 1817:

"Te burlabas del hado,
Mas a la hora feliz sigue triste hora.
Gime, gime, tu llanto
Bálsamo sea a la virtud herida.
Tú que abatiste su dominio santo,
Atado yaz a su ara esclarecida.
Ayer gozabas la ilusión que presta
El placer a la vida".

En todas las épocas y en todos los idiomas, siempre hemos cantado a las mismas emociones, caemos fascinados ante la magia inexplicable del amor, nos desarma el impacto de un gemido. Ese “gime, gime, tu llanto” me ha recordado el “Gimme Some Lovin´”, una gran canción que hicieron, en 1966 (el año en que nací), ese gran grupo británico de Rythm & Blues y Soul blanco, Spencer Davis Group.

Ese mismo año, el grupo barcelonés Los Polares grabaron una gran versión en castellano titulada “Quiero que me quieras” que, curiosamente, acaba de salir a la luz ¡¡¡52 años después !!! Debido al gran trabajo arqueológico realizado por el sello “Madmua Records”, que ha encontrado esta joya de una de las bandas más olvidadas del rock español, ya que únicamente grabaron un EP en 1966. Poco después cogieron sus bártulos y se subieron a un tren para participar en una “guerra de bandas” que se organizó en Alemania, la cual ganaron y se tiraron allí un mes entero actuando en conciertos y acuñando gloriosos titulares de prensa como “Los Polares conquistan Alemania”.

Que las disfrutéis!:

1) The Spencer Davis Group (1966).

2) Los Polares (1966).

jueves, septiembre 20, 2018

VERSIONES DE UNA VIDA (XIII)



La emergencia del tecno-pop, a principios de los 80, supuso un auténtico aldabonazo para buena parte de la juventud del momento, en especial para los europeos, que anhelábamos que los avances tecnológicos de la época se trasladasen al mundo de la música popular. Lo paradójico fue que, ciertamente, las formas, las herramientas, los instrumentos, los sonidos e incluso la estética se cargaron de complicados aparatos electrónicos y aires vanguardistas, pero, en cuanto al contenido, parecía buscarse la quintaesencia de lo profundamente humano, a través de las máquinas. Es significativo que uno de los grupos más emblemáticos del tecno británico se llamase "Human League" (la Liga Humana).

Tras una era de predominio casi absoluto del funky negro norteamericano en las discotecas de todo el mundo, unos jovenzuelos paliduchos del "Viejo Mundo" alzaron la voz y sus sintetizadores para proclamar: "Aquí estamos, somos tecnológicos, incluso "cabezas cuadradas", pero también tenemos nuestro corazoncito, a nuestra manera, somos apasionados y también sabemos bailar".

Unos alumnos aventajados en esto de bailar con traje, corbata y pelo corto fueron los británicos "Depeche Mode". Si bien, rápidamente fueron evolucionando hacia una imagen más dura, ligada a una profundización hacia facetas más sociales, emocionales y psicológicas, llegando incluso a lo espiritual y religioso, tal es el caso del tema "Personal Jesus" (Martin Gore, 1989), que dice cosas como estas:

"Feeling unknown
And you´re all alone
Flesh and bone
By the telephone
Lift up the receiver
I´ll make you a believer
Take second best
Put me to the test
Things on your chest
You need to confess
I will deliver
You know I´m a forgiver".

Una canción que me impactó porque, al margen de sentimientos religiosos, expresa muy bien ese deseo que todos hemos sentido alguna vez de teletransportarnos en carne y hueso, a través del teléfono o del ordenador. Y todas las personas tenemos la necesidad de abrirnos, sincerarnos y confesar nuestros sentimientos más profundos y verdaderos a un confidente, un amigo o compañero de fatigas frente al que podemos relajarnos y quitarnos la careta sin miedo.

Ciertamente, las nuevas tecnologías han aumentado y acelerado mucho nuestra capacidad de comunicación, pero muchas veces a costa de eliminar las "inteferencias" de lo emocional, en los chats y mensajes escritos, ocultamos la información más humana que transmitimos a través de la voz, los gestos y el lenguaje no verbal, si bien, a pesar de ello, en ocasiones, las emociones son tan fuertes que parece como si las feromonas, la piel, el sudor y las caricias circulasen por la red.

Si "Depeche Mode" me impactaron, cuando en 2002, un anciano Johnny Cash versionó este tema, la sorpresa fue mayúscula, si bien, en el fondo, todo encajaba y tenía mucho sentido, nada chirriaba y, verdaderamente, consiguió descubrirme la esencia más profunda de esta gran canción, puesto que este gran artista, "el Hombre de Negro", marcó una etapa muy importante en mi vida.

¡Que las disfrutéis!

1) Depeche Mode (1990).

2) Johnny Cash (2002).

lunes, septiembre 17, 2018

VERSIONES DE UNA VIDA (XII)



Bueno, ya está bien de hipocresía, autocomplacencia y victimismo, todos somos muy pacifistas y muy ecologistas hasta que nos tocan el bolsillo o nuestra comodidad. Vender bombas que matan gente es éticamente reprobable, pero cuando las fabricamos nosotros y nos podemos quedar en el paro, ya lo vemos de otra forma. El gasoil contamina mucho, pero cuando nos suben los impuestos y nos presionan para cambiar de coche antes de lo previsto, ya decimos “total por unos años más, tampoco va a pasar nada…”.

En el plano emocional y de las relaciones humanas, a veces también tratamos de no asumir la realidad de una situación, intentamos eludir los conflictos y tensiones que, inevitablemente, suelen surgir en el trato con nuestros semejantes, o, simplemente, nos incomoda el contacto con otras personas, y entonces nos refugiamos en la Naturaleza, ya sean mascotas, animales domésticos, la jardinería, causas en favor de la fauna o la flora silvestre amenazadas, la biodiversidad, el medio ambiente. Nos reconforta acariciar un animal o abrazar un árbol, pero somos incapaces de mirar a los ojos del vecino con el que hemos coincidido en el ascensor y mucho menos de iniciar una conversación que vaya más allá del tiempo que hace ese día.

No digo que no esté bien preocuparnos por el medio ambiente, el bienestar animal, estudiar los hongos de nuestros bosques, velar por la conservación de la biodiversidad ¡Es estupendo!¡Ojalá lo hiciese más gente! Pero que ello no nos sirva de excusa para evitar comprometernos con la gente o, simplemente, conocer a las personas de nuestro entorno más cercano. Es evidente que es imposible que nos caiga bien todo el mundo. Una de las mejores frases de Keith Richards es. “No he conocido a nadie del que no haya absolutamente nada que no me moleste”. Pero también es verdad que todo el mundo tiene algo que merece la pena ser conocido, algún talento o cualidad, algo positivo que nos puede enseñar o que podemos compartir.

Y para hablar a las claras nadie mejor que los Ramones. En su último álbum de estudio “¡Adiós Amigos!” (1995), Joey Ramone compuso la canción “She Talks to Rainbows”, que tiene bastante que ver con el tema que hemos tratado. En 1999, Joey produjo un disco para su vieja amiga Ronnie Spector (en el enlace podéis ver la entrada que la dediqué en 2012), en el que le prestó dicha canción.

¡Que las disfrutéis!

1) The Ramones (1995).

2) Ronnie Spector (1999).

lunes, septiembre 10, 2018

VERSIONES DE UNA VIDA (XI)



Mi ángel de la guarda y mi intuición me dicen que los tiempos de "blues" y de melancolía están a punto de terminar. Ya lo decía Bob Dylan:

"You must leave now, take what you need, you think will last
But whatever you wish to keep, you better grab it fast".

En una de sus canciones eternas, "It´s all over now, baby blue", que el Bardo de Duluth compuso en 1965, y que llegó a mis oídos en las armoniosas voces de los Byrds, quienes versionaron el tema en 1969. Si bien, mi versión favorita es la que hizo uno de mis grupos escoceses preferidos, The Thanes, en 2102. Es por ello que esta canción no podía faltar en esta recopilación de versiones que han marcado mi vida, justo ahora, sí, ya pasó, ya llegó:

Que las disfrutéis!:

1) Bob Dylan (1965).

2) The Byrds (1969).

3) The Thanes (2012).