lunes, septiembre 26, 2022

VERSIONES DE UNA VIDA (LXXVII)


Una de las bandas más oscuras, singulares y olvidadas del Garage norteamericano sesentero son The Nightcrawlers, grupo formado en Daytona Beach (Florida), en 1965. Fueron unos jovenzuelos que destilaron una sensibilidad especial, la quintaesencia del victimismo adolescente más sufridor, casi rozando la agonía. Su emotividad es tal, que les aproxima de una forma muy curiosa y singular al Soul e incluso a la Copla.

La primera canción que escuché de ellos, “A Basket of Flowers” me llegó, a mediados de los 80, de la mano de mis queridos Cynics, aunque, como ya han salido bastantes veces en esta sección, voy a poner el último tema que he descubierto, y que pensé que era original de mis no menos adorados The Lyres.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) The Nightcrawlers (Florida (USA), 1966).

2) The Lyres (Boston (USA), 1986).

Anteriores entradas de esta sección:


miércoles, septiembre 14, 2022

TRANSVERSALIDAD, IGUALDAD Y PARTICIPACIÓN

Eduardo Rojas, Decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes, en su intervención en el Parlamento de La Rioja, el día 7 de septiembre de 2022, con motivo del debate sobre el Proyecto de Ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural de La Rioja, habló de la conveniencia de acometer un problema tan complejo como este, para el que hay que elaborar normativas y estrategias, desde un enfoque transversal, plural, multidisciplinar y participativo, al objeto de que todas las partes sean escuchadas, puedan sopesarse adecuadamente los pros y los contras de cada una de las propuestas y se alcancen acuerdos con el máximo consenso posible, de manera que las políticas y medidas que se adopten sean consistentes y aceptadas por la mayoría de las personas.

Como modelo de integración y transversalidad, puso como ejemplo el “Ministerio de la Vida” en el Gobierno austríaco, que integró en un solo departamento las políticas de agricultura, ganadería, medio ambiente, biodiversidad, caza, pesca, desarrollo rural y energía.

Es evidente que, desde siempre, pero más aún ahora y cada vez con más intensidad y claridad, numerosos aspectos (económicos, biológicos y sociales) interaccionan entre sí, por lo que resulta imprescindible un enfoque multidisciplinar de los problemas.

Una estructura basada en sectores encajonados en departamentos estancos ha demostrado no dar buenos resultados, lejos de resolver los problemas, a menudo crea nuevas trabas y dificultades.

Por ejemplo, en un tema que conozco por mi trabajo como son los árboles y las regulaciones legales que les atañen, en cuanto a origen (recursos genéticos), producción y comercialización (viveros), así como los diversos usos finales, todo ello con las debidas garantías de trazabilidad y sanidad vegetal.

Siempre me gusta mencionar el caso del Nogal (género Juglans): Es muy probable que diversos árboles sean cultivados y vendidos en un mismo vivero, pero los requisitos legales y administrativos que afectan a cada ejemplar puede ser muy distintos dependiendo de si va a ser plantado en una plantación agrícola (para la producción de fruto, nueces), en una plantación forestal (para la producción de madera), o bien en un jardín o en una rotonda (uso ornamental). Los árboles son de la misma especie (Nogal), todos pueden sufrir las mismas plagas y enfermedades, pero resulta que los distintos usos posibles están regulados por diferentes departamentos administrativos, reglamentos europeos, leyes y normativas de diversa índole.

En Europa tenemos un Nogal autóctono (Juglans regia), seleccionado tradicionalmente durante siglos, principalmente, para su producción frutal de nueces, por lo que, en las últimas décadas, se han desarrollado programas de “mejora genética” para la obtención de clones productores de madera, y también se han realizado plantaciones con la especie americana (Juglans nigra) con ese mismo objetivo “forestal”. Pero resulta que ambas especies pueden hibridarse, pudiendo alterar la evolución genética de los taxones. Además, resulta que la madera de Nogal americano es muy rica en sílice, por lo que desafila con mayor frecuencia las sierras, mientras que el serrín y el polvo pueden resultar dañinos (cancerígenos) para los pulmones de los operarios de las serrerías y tiendas de muebles ¿Qué efectos puede tener esto? ¿Qué debemos hacer? ¿Cómo regular toda esta complejidad creciente?

Otros asuntos, no menores, a los que cada vez hay que prestar una mayor atención, no se refieren únicamente a los objetivos o la fondo de las cuestiones, sino también a la forma y, sobre todo, al proceso de la toma de decisiones, tales como: transparencia, igualdad y participación ciudadana.

El factor económico siempre se ha tenido en cuenta, debido a su indiscutible importancia, es por ello que, en todos los departamentos de todas las administraciones, existe la figura de los “Interventores” quienes velan para que no se superen los presupuestos asignados, no se derrochen recursos y se cumplan las normas de contratación.

De la misma forma, si queremos dar la importancia que merecen los asuntos medioambientales y de biodiversidad, sería lógico que, en todos los departamentos de las administraciones públicas, existiese la figura del “Interventor ambiental”, que se encargara de supervisar todos y cada uno de los planes, estrategias, programas, proyectos y medidas que se pongan en marcha, de manera que no existan contradicciones y se eviten o se reduzcan al máximo las consecuencias e impactos negativos.

La hoja de ruta o proceso que habría que seguir es el siguiente:

1. Análisis de problema: Teniendo en cuenta todas las posibles causas, interacciones, sectores implicados, así como el máximo número de puntos de vista. Pidiendo la opinión de expertos, empresas, administraciones y personas directamente implicadas.

2. Establecimiento de prioridades y objetivos: Previo debate, discusión, análisis de pros y contras, razonamientos, justificación y con el máximo consenso que sea posible. Objetivos medibles y con establecimiento de plazos temporales realistas pero flexibles.

3. Puesta en marcha de medidas: Lo más claras, sencillas, prácticas y económicas que sea posible. Evitando “cuellos de botella” que ralenticen su desarrollo. Teniendo en cuenta la distribución de todos los costes, de la forma más justa y proporcional que sea posible, tanto en los objetivos, como en todas las fases del desarrollo, así como en las posibles consecuencias y efectos paliativos.

4. Controles: Tanto en los procesos como en los resultados, de la forma más sencilla que sea posible, teniendo en cuenta la relación “coste-eficacia”, y asumiendo cierto nivel de riesgo.

En lo que se refiere a las normativas, deberían ser igualmente transversales y multidisciplinares, teniendo en cuenta aspectos que parecen obvios pero que se incumplen muy a menudo, tales como:

a) Ámbito claro, lógico y sencillo: Siguiendo con el caso expuesto antes del Nogal, regulemos primero el origen, la sanidad, la producción y la comercialización de la especie o grupo de especies vegetales (con independencia de su uso posterior). Luego regulemos los distintos usos o sectores: agrícola, forestal, ornamental.

b) Estrategia de “la zanahoria y el palo: Premiar lo deseable y castigar lo indeseable. En todas las leyes suele haber un “régimen sancionador” que establece las infracciones y las sanciones correspondientes. Pero, si también queremos favorecer las iniciativas y actitudes positivas, habrá que establecer premios o ventajas que resulten lo suficientemente justas y atractivas, no sólo de índole económica, sino también de prestigio y reconocimiento público.

c) Claridad, rigor y sentido práctico: No pretender “la cuadratura del círculo”, tampoco es posible “soplar y aspirar a la vez”. Si algo supone un riesgo inadmisible y su control adecuado y eficaz resulta inviable económicamente, está plenamente justificada su prohibición, especificando toda la casuística, salvedades y excepciones que se consideren lógicas, oportunas y asumibles. Por ejemplo: ¿Es asumible la importación de plantas ornamentales procedentes de países tropicales que pueden introducir organismos nocivos que pongan en peligro cultivos vitales europeos? (caso Xylella fastidiosa).

d) Evitar duplicidades: Aprovechar o redimensionar los organismos y administraciones públicas ya existentes. Para el control de los asuntos económicos (véase ayudas de la PAC) ya están los departamentos de Hacienda. No hace falta crear un departamento específico para la tramitación y control de estas ayudas.

e) Nuevas tecnologías que ayuden, simplifiquen y ahorren: La adopción de sistemas informáticos con las suficientes garantías de seguridad, universalidad, rigor y cumplimiento de los requisitos legales no siempre resulta sencilla. A veces sólo sirve para complicar aún más las cosas. Hay que ser humildes y realistas y asumir que, en tanto la inmensa mayoría de la sociedad no esté preparada para utilizar estas tecnologías, no pasa nada por seguir utilizando los procedimientos en papel, al menos durante unos años más.

f) Asumir cierto grado de riesgo: Es imposible controlarlo todo, por muy buena que sea una Ley. ¿Merece la pena esforzarnos mucho en regular normativamente algo que luego no vamos a poder controlar o cuyo control eficaz va a costar mucho más que las consecuencias del incumplimiento de la norma?

Resuena en el sombrero: "Everything Counts".- Depeche Mode (UK, 1983).

martes, agosto 30, 2022

LOS COLORES Y EL CAMBIO CLIMÁTICO


Cuando veo alguna película en color de los años 60 o de los 70, como la reposición de algunos capítulos de la serie “Curro Jiménez” que han puesto este verano en TVE, antes de comer, me llama la atención la intensidad de los colores que visten los paisajes naturales. Los árboles parecen más verdes que ahora, el cielo era más azul, hay otro brillo en las caras de la gente. No creo que sea únicamente debido a la fotografía y al primitivo “Tecnicolor”.

El pasado 29 de agosto, en el periódico “La Rioja” se publicó un artículo (ver foto) sobre un estudio científico, realizado en el Sur de Francia por la Universidad del País Vasco en colaboración con el “Centre d´Ecologie Fonctionnelle et Evolutive de Montpellier (CEFE – CNRS)”, publicado en “The American Naturalist”, que versa sobre el palidecimiento progresivo observado en el plumaje de un bello pajarillo de nuestros bosques, sotos, parques y jardines, como es el Herrerillo común (Cyanistes caeruleus), el cual ha ido perdiendo color (hasta un 15%) en el transcurso de los últimos 15 años, o sea a un ritmo de un 1% por año.

Por lo visto, producir color es caro energéticamente, y como la alimentación del pajarillo se ha visto reducida en cantidad y calidad, debido al cambio climático, estas carencias se han visto reflejadas en la pérdida de color de su plumaje.

En 1962, Rachel Carson, en su famoso libro “Primavera Silenciosa”, ya advertía de los efectos perjudiciales de los pesticidas en el medio ambiente, especialmente en las aves, y culpaba a la industria química de la creciente contaminación.

Afortunadamente, tomamos consciencia de ese problema y la legislación europea y de muchos otros países del mundo ha puesto límites a la composición química, la comercialización y el uso de los pesticidas que se utilizan en la agricultura. Aunque no estamos siendo capaces de hacer lo mismo con los gases de efecto invernadero, el “cambio climático” sigue avanzando galopante cual imparable “jinete pálido del Apocalipsis”, y una más de sus perniciosas consecuencias es la pérdida de color.

Otro ejemplo es el “blanqueamiento” y muerte de los corales, que se está produciendo en los mares tropicales, como consecuencia del aumento en la temperatura y la acidez de los océanos.

Resuena en el sombrero: “Pale Shelter”.- Tears for Fears (Bath (UK), 1983).

lunes, agosto 22, 2022

VERSIONES DE UNA VIDA (LXXVI)


Recuerdo que en algún programa de TVE de los años 80, repusieron algunos capítulos de la serie estadounidense protagonizada por la banda californiana The Monkees, en la que escuché una alegre canción titulada “(I´m not your) Steppin´ Stone”, muy curiosa por la temática que trata, los odiosos “trepas” que no dudan en pisotear a quien sea por ascender en su popularidad y posición social.

Casualmente, ayer descubrí que el tema fue interpretado por primera vez en mayo de 1966, a cargo de los legendarios Paul Revere & the Raiders, por no hablar de un sinfín más de versiones posteriores de las que me voy a quedar con la que hicieron los londinenses Sex Pistols, en 1980, y, más recientemente, en 2015, los psicodélicos alemanes Vibravoid, quienes, para mi sorpresa, recuperan un vetusto “Continental Vox”.

Otro curioso ejemplo de canción pop que es reciclada por el punk y por la psicodelia más bailable y desenfadada.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) Paul Revere & the Riders (Boston (USA), 1966).

2) The Monkees (L. A. (USA), 1966).

3) Sex Pistols (London (UK), 1980).

4) Vibravoid (Düsseldorf (Alemania), 2015).

Anteriores entradas de esta sección:


sábado, agosto 06, 2022

LOS CLAROSCUROS DEL ROCK


La música Rock siempre ha oscilado entre un lado más luminoso, lúdico, alegre y colorista a otro más oscuro, tétrico y terrorífico, posiblemente arrastrada por el ambiente social general o quizás simplemente por aquello de “en la variedad está el gusto”.

La época que mejor conozco es la de los años 80, que empezó con una etapa siniestra, cuya máxima representante fue la cantante londinense Sioxsie Sioux, al frente de sus “Banshees”, quien nos hechizó a buena parte de la juventud con aquel “Spellbound” (1981).

Sin embargo, al otro lado del charco, en New York, un grupo de irreductibles muchachotes conocidos como The Fleshtones reivindicaban el lado más festivo y colorista de los 60, sacando en 1983 el álbum titulado “Hexbreaker” (los rompemaleficios), más claro agua.

Pero las alegrías duraron poco tiempo, al año siguiente (1984), unos paisanos inspirados también en los 60, The Fuzztones recuperaron el lado más oscuro del garaje primigenio y nos devolvieron a los brazos de las brujas con su versión del “The Witch, original de los legendarios Sonics.

Tuvimos que esperar a 1986 para que unas chicas pizpiretas de Birmingham (UK), conocidas como Fuzzbox, nos demostrasen que el pedal Fuzz no sólo sirve para aterrorizar a nuestros semejantes sino que también puede ser colorista y divertido.

Que disfrutéis de este viaje alternativo entre las Islas Británicas y Estados Unidos, repleto de claroscuros pero con bastante paridad:

1º) “Spellbound”.- Siouxsie & the Banshess (London, 1981)
2º) “Right Side of a Good Thing”.- The Fleshtones (New York, 1983).
3º) “The Witch”.- The Fuzztones (New York, 1984).
4º) “Love is the Slug”.- Fuzzbox (Birmingham, 1986).

martes, julio 19, 2022

VERSIONES DE UNA VIDA (LXXV)


La canción de hoy es un ejemplo de una balada sentimental que fue adoptada por el rock primigenio, a cargo de tres grandes artistas: Paul Anka, Buddy Holly y Linda Ronstadt.

Los tres ya han visitado estas páginas con anterioridad, pero quería detenerme un poco más en la figura del canadiense Paul Anka, fundamental a finales de los 50 y principios de los 60. Un talentoso y guapo mozalbete que se hizo famoso en todo el mundo. De tez bastante morena (para ser canadiense) debido a sus orígenes, de padre Libanés y madre Siria, quienes regentaban un restaurante en Otawa, en el que también llevaban algunos números musicales para amenizar las veladas y donde el joven Paul aprendió a tocar la guitarra y el piano.

En estos tiempos distópicos en los que perdemos el interés y la confianza por todo, la canción “It´s doesn´t matter anymore” compuesta en clave de desengaño amoroso, cobra un significado agridulce, entre melancólico y esperanzador.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) Paul Anka (Canada, 1953).

2) Buddy Holly (Texas (USA), 1959).

3) Linda Ronstadt (Arkansas (USA), 1974).

Anteriores entradas de esta sección:


jueves, julio 14, 2022

VERSIONES DE UNA VIDA (LXXIV)


La canción de hoy llega como consecuencia de la ola de calor que estamos atravesando en toda la Península Ibérica y del descubrimiento de varias versiones que desconocía.

El Rock and Roll siempre ha gustado de flirtear con el calor y el exotismo, En 1955, un joven músico del legendario sello “Sun Records”, Billy “The Kid” Emerson, compuso el tema “Red Hot”. En 1966, unos pioneros del Garage como fuero “Sam the Sun and the Pharaohs” grabaron una buena versión. Pero la sorpresa ha venido al descubrir que, en 1977, Robert Gordon junto al gran Link Wray, tocaron juntos esta incandescente canción y el histórico momento fue inmortalizado en un programa de televisión.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) Billy “The Kid” Emerson (Florida (USA), 1955).

2) Sam the Sham and the Pharaohs (Texas (USA), 1966).

3) Robert Gordon y Link Wray (Maryland (USA), 1977).

Anteriores entradas de esta sección:


lunes, julio 11, 2022

VERSIONES DE UNA VIDA (LXXIII)


La canción de hoy me ha hecho reflexionar sobre una idea absurda e imposible ¿Qué pasaría si no hubiese médicos, ni medicinas, ni hospitales?

Me pregunto quién sería el primer ser humano que empezó a intentar atender y curar a sus semejantes. Si bien, este comportamiento ya se produce entre algunos mamíferos inteligentes como elefantes, delfines, lobos y primates.

Supongo que es algo consustancial al ser humano. Posiblemente, los primeros líderes serían personas sabias con conocimiento, entre otras cosas, de plantas medicinales, además de una gran capacidad de comunicación y elevada empatía, que les capacitarían para reconfortar a sus semejantes y generar en ellos una gran confianza.

Los antiguos egipcios, griegos y romanos veneraron a dioses de la medicina, siendo el más famoso Asclapio (griego) o Esculapio (romano), cuyo símbolo es una serpiente enrollada en un bastón.

La serpiente engañó a Adán y Eva, quienes fueron expulsados de paraíso primigenio, a partir de entonces sintieron vergüenza de su desnudez, tuvieron que vestirse, trabajar para sobrevivir, “ganarse el pan con el sudor de su frente”, tener fiebre y sufrir enfermedades, que tuvieron que ocuparse en curar y aliviar su dolor.

Pero la enfermedad no es únicamente un desequilibrio físico o bioquímico de nuestro cuerpo, sino que también intervienen la mente, las emociones, los sentimientos y el espíritu. Por ello, los primeros médicos fueron los brujos, los chamanes, los gurús o los sacerdotes de la tribu o de la comunidad,

Supongo que esa aureola de poder, con la que son ungidas las personas con la capacidad “mágica” de curar, es la causa de que la figura del “Doctor” cause cierta inquietud, fobia o incluso rechazo en no pocas personas.

Una inscripción en un esclepión de Atenas en honor a Sarapión, distinguido filósofo y médico, dice así:

El médico debería ser como un dios, salvador tanto de esclavos, como de los pobres, de los ricos, de los gobernantes y para todos como un hermano dispuesto a ofrecer su vida”.

La canción a la que me refiero es “I Don´t Need No Doctor”, compuesta por Nick Ashford, Valerie Simpson y Jo Armstead, en 1966, si bien quien la elevó a la fama fue el gran Ray Charles, en octubre de 1966, y posteriormente ha sido versionada por numerosos artistas, entre los que se encuentran The Chocolate Watchband (1969), The Nomads (1989) y The Sonics (2015),

De todas ellas, voy a poner mis tres preferidas. Mucha salud y disfrutadlas!:

1) Ray Charles (Georgia (USA), 1966).

2) The Nomads (Suecia, 1989).

3) The Sonics (Tacoma (Washingtom), 2015).

Anteriores entradas de esta sección:


lunes, junio 13, 2022

LA ABUBILLA, UN AVE EMBLEMÁTICA EN LA RIOJA


El año 2009, el Ayuntamiento de Camprovín (La Rioja) organizó un concurso para elegir el escudo de la localidad (1ª foto). El símbolo central resultó ser una abubilla, con la que se recuerda un viejo litigio con Arenzana de Abajo sobre unos pastos, en un terreno lindero llamado “Valdecardiel”. Cuenta la historia que discutiendo sobre esa tierra apareció una Abubilla y decidieron que el pasto sería para quien la cogiera. Lo hicieron los de Arenzana, que comenzaron a llamar 'abubillos' a los de Camprovín. Como respuesta, a los de Arenzana se les puso 'zancarrones', porque habían corrido más.

En otra versión de este cuento o leyenda, se afirma que los habitantes de Camprovín confundieron la Abubilla (pájaro, dicen, que nunca antes habían visto en el pueblo!!!???) con una aparición de la Virgen (!!!???). Y fueron tras ella, llevando una andas con una sábana para que se posara en ella:

Abubillita, abubillita, pósate en esta sabanita”.

Pero la Abubilla, ave algo temerosa del hombre, cada vez que se acercaban volaba unos metros y se alejaba del pueblo. Andaban por allí cerca unos pastores de Arenzana de Abajo quienes, en cuanto vieron la escena, sintieron curiosidad y, a grandes zancadas, se acercaron a la abubilla y la apresaron. Allí mismo se formó el pleito entre los dos pueblos:

– "Devolvednos a la Virgen!" –Decían los de Camprovín–.
– "No, que se ha querido venir con nosotros" –Respondían los de Arenzana–.
– "¡Pero nosotros la hemos visto nosotros antes!"
– "Pues vamos a ver cómo nos arreglamos: Nosotros os damos a la Virgen y a cambio nos quedamos con este valle".

Y así fue cómo Valdecardiel, un término más próximo a Camprovín que a Arenzana, se quedó en la jurisdicción de este último pueblo. Desde entonces a los de Camprovín se les conoce con el apodo de “Bubillos” y a los de Arenzana de Abajo como “Zancarrones”, por las grandes zancadas que dieron para agarrar a la Abubilla.

En el año 2017, se organizó en Camprovín un campeonato de pinturas murales para adornar el pueblo y resultó ganadora el que veis en la 2ª foto, también con las abubillas como protagonistas.

Por eso, no es de extrañar, que este ave figure también en el emblema del “Grupo Ornitológico de La Rioja” (3ª ilustración).

Lo cierto es que la Abubilla (Upupa epops) es una bella ave que mide entre 25 y 29 cm de longitud, tiene una envergadura de 44-48 cm. En vuelo, se asemeja a una gran mariposa blanquinegra (4ª foto). En la 5ª foto: Plumas secundarias de 10,5 y 9,5 cm. de longitud.

Es un ave migradora, que viene a la Península Ibérica en primavera para anidar, pasando el invierno en el África subsahariana.
Debido a su monótono y repetitivo canto, que recuerdo algo al del Cuco, en algunas zonas de Castilla se la conoce como “Cuclillo”.

Es un ave beneficiosa, ya que devora gran cantidad de insectos, siendo incluso capaz de extraer las crisálidas de la “Procesionaria del pino”, clavando su largo y curvado pico en el suelo donde se entierran.

Resuena en el sombrero: Canto de la Abubilla.

jueves, mayo 26, 2022

VERSIONES DE UNA VIDA (LXXII)


Supe de la existencia del oscuro personaje Stiv Bators; a principios de los 80, como cantante del grupo “Lords of the New Church”, y sabía que el músico de Ohio había formado parte del grupo Punk “Dead Boys, a mediados de los 70. Sin embargo, ayer (gracias al programa de Radio 3 “El Sótano”) descubrí que, entre una y otra etapa (desde 1978 hasta 1980), Stiv atravesó por una época más “Poppy”, al instalarse en Los Ángeles (California) y contactar con Greg Shaw, el gran gurú del pop alternativo y el Garage de influencias sixties (tristemente fallecido el 19 de octubre de 2004), haciendo, en 1979, una versión de unos paisanos suyos de Cleveland (Ohio), The Choir que, en 1966, compusieron “It´s Cold Outside”, un pegadizo tema situado en el lado más melodioso del Garage, por lo que puede considerarse un auténtico precursor de lo que actualmente conocemos como “Power Pop”.

En 1982, el bueno de Stiv contactó con otros colegas británicos como Brian James (The Damned) y Nicky Turner (The Barracudas) para formar la superbanda de post-punk “Lords of the New Church”, y ocho años más tarde, tras una vida llena de excesos Sitv Bators falleció en París el 4 de junio de 1990.

Detecto ciertas similitudes con otro personaje del Garage ochentero, como es Rudi Protrudi quien, a finales de los 70, formó el grupo de música “ChicleTina Peel, para pasar al lado oscuro, unos años más tarde, con los Fuzzones. Incluso, ambos músicos gustaban de empuñar guitarras eléctricas “ Vox Phantom”.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) The Choir (Cleveland (Ohio), 1966).

2) Stiv Bators (L. A. (California), 1979).

Anteriores entradas de esta sección:


domingo, abril 17, 2022

OBSERVAR, CAPTURAR, MATAR Y PROCESAR


Durante buena parte de mi vida, me vengo dedicando a la observación de la Naturaleza, sobre todo plantas, hongos, insectos y aves. Por supuesto, siempre con enorme respeto, sin dañarles y tratando de molestar lo menos posible.

Este año, al objeto de estudiar con mayor profundidad los lepidópteros, nos hemos agenciado una red cazamariposas y una placa Petri, con la que estamos capturando algunos ejemplares, los identificamos, los medimos y, finalmente, tras un breve lapso de tiempo los dejamos en libertad. Parecería que no hay demasiada diferencia con respecto a la mera observación, pero, curiosamente, por primera vez en mi vida, he sentido el instinto ancestral de la “caza”. Los animales son capturados y privados de su libertad, a la fuerza, aunque sea durante breves instantes. Es decir, hemos avanzado un paso más con respecto a la “observación” y hemos practicado la “captura”.

No cabe duda que, los seres humanos, durante largos milenios hemos subsistido y evolucionado gracias a la caza, para lo que es necesario observar y aprender las costumbres de las presas, acecharlas, capturarlas, darles muerte y, finalmente, procesarlas para su uso como alimento, abrigo, herramientas, instrumentos musicales o adornos.

Hace pocos días, el pasado 10 de abril, el SEPRONA descubrió una de las mayores colecciones ilegales de animales disecados (1.090 ejemplares), escondida en una nave de Bétera (Valencia), por el mero afán de coleccionar animales convertidos en trofeos.

Pero el “procesamiento” de cadáveres de animales no se limita a la obtención de alimento, abrigos de piel o trofeos con los que decorar la casa, sino que también se matan animales en nombre de la Ciencia. Incluso hoy en día, muchos entomólogos continúan aferrados a la macabra y decimonónica costumbre de matar mariposas, diseccionarlas para examinar sus genitales o su ADN y conocer con absoluta certeza su especie y sexo, disecarlas y clavarlas con alfileres dentro de cajas provistas de etiquetas para coleccionarlas, todo ello en nombre de la Ciencia.

Las preguntas que inevitablemente surgen son:

1ª) ¿Es éticamente aceptable en nuestros días matar animales para conocer con exactitud detalles anatómicos o taxonómicos?

2ª) ¿Podremos superar algún día nuestro instinto cazador y conformarnos con la observación, la convivencia pacífica o, a lo sumo, la cría en cautividad por motivos justificados?

Resuena en el sombrero: “Hunting”.- New Musik (Londres, 1982).

jueves, marzo 31, 2022

VERSIONES DE UNA VIDA (LXXI)


Hoy recordamos la figura de uno de los mayores “outlaw” del “country”, el gran Waylon Jennings, nacido el 15 de junio de 1937 en Texas y tristemente fallecido el 13 de febrero de 2002, quien en el año 1969 compuso el tema “Just to Satisfy You”, uno de los mayores cánticos que se han escrito sobre lo que supone el “ego”. Hay personas crueles que necesitan el sacrificio y el sufrimiento de otros seres vivos para sentirse a gusto o incluso, simplemente, para divertirse.

Estas grandes estrellas del “country”, como Waylon o Johnny Cash pueden parecer poseedores de un inmenso “ego”. Curtidos por vidas muy intensas, su aspecto oscuro y su voz grave resultaban ciertamente imponentes, pero bajo esa coraza de “tipos duros” se esconden personas muy sencillas, de origen humilde y con una gran corazón, capaces de acercarse a un chaval principiante y darle una palmadita en la espalda para infundirle ánimo e impulsar su incipiente carrera.

Uno de esos chavales (ver foto) fue Jesse Dayton, otro gran músico tejano, que recientemente ha publicado un disco que incluye una excelente versión del “Just to Satisfy You”.

Mucha salud y disfrutadlas!:

1) Waylon Jennings & Willie Nelson (Nashville (Tennessee), 1982).

2) Jesse Dayton (Austin (Texas), 2022).

Anteriores entradas de esta sección: