miércoles, mayo 21, 2008

Sheena is... Yolanda



A buen seguro que os estaréis preguntado ¿Quién diablos es esa chica tan pintona? Pues sí, es otra de mis pinturas de juventud, una acuarela de mi musa y amor platónico de principios de los 80, de la que, además, no es la primera vez que sale un dibujo suyo en este blog, ya que ella era una buena amiga de mi gran amigo Carlos. Sí, ella es la diosa del afterpunk, la bella y misteriosa "Yoλ".

Ella fue el típico amor adolescente, utópico, platónico, imaginado, incondicional aunque no correspondido, y, en este caso, cruelmente cercano. Ella era una escultural gaditana del Puerto de Santa María, tenía un delicioso acento andaluz que hacía que me derritiera cada vez que abría la boca. Estudiaba periodismo en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, donde más de una tarde me dejaba caer para hacerme el encontradizo. Un día, incluso, accedió a acompañarme a una clase de dibujo técnico en mi Escuela de Ingenieros de Montes, que no dista mucho de su facultad. Lógicamente, el profesor y mis compañeros se quedaron alucinados de ver a la peculiar compañera de mesa de dibujo que me traje aquella gloriosa tarde. A pesar de que ese día iba muy discretita, vestida de calle con una chupa de cuero negro, una minifalda a cuadros marrones y negros, unos negros y unos zapatos negros de tacón bajo.

Casi todos los fines de semana, ella se unía a nuestra pandilla para hacer la ronda de bares, pubs y garitos de Argüelles y Malasaña. Solía llevar una espectacular peluca de un deslumbrante color blanco platino, lo que con frecuencia provocaba no pocos conflictos y roces con los numerosos "moscones" que eran irresistiblemente atraídos por su indudable belleza.

De vez en cuando venía a visitarle su novio desde Cádiz, un tío la mar de simpático, no excesivamente guaperas, con un look algo rocker, del que me hice bastante amigo, aunque, curiosamente, no he sido capaz de recordar su nombre. Él fue quien me descubrió al gran Link Wray.

Aunque yo era muy tímido y procuraba que no se me notara demasiado mi adoración por ella, lo cierto es que no lo podía ocultar, además, las mujeres tienen un sexto sentido para detectar esas cosas. Y claro está, me hizo sufrir lo mío, aunque tuvo el detalle de intentar desviar mi atención hacia ella, utilizando a algunas de sus amigas y compañeras de piso, con las que trató en vano de emparejarme.

Cierta noche que me había despistado de mi grupo de amigos, me la encontré de una forma total y verdaderamente casual en el "King Creole", un garito de rockers de Malasaña en el que servía copas Rosi de Palma (antes de ser chica Almodóvar y cuando cantaba en el grupo "Peor Imposible"), al que acudí para sacar entradas de algún concierto que daba alguna banda de la que ya no recuerdo ni el nombre.

Ella iba acompañada de una amiga, al verme se llevó una gran sorpresa y exclamó "¡Hombre Julio qué sorpresa! ¿Cómo tú por aquí en este antro de rockers?" M.H.: "Pues ya ves, buscando a mis colegas, y ya de paso tomando una copa ¿Qué quieres tomar Yoli?" Yoλ: "No nada, gracias, si ya nos íbamos, sólo hemos entrado a ver si estaba aquí una amiga. Oye, por cierto, te quería pedir un favor ¿Podrías acompañarme a casa esta noche? Es que he oído que por mi barrio últimamente merodea un violador que ha atacado a algunas chicas ¿Me harías ese favor?". No podía dar crédito a lo que acababa de escuchar, tuve que pellizcarme para asegurarme de que no estaba soñando y a duras penas acerté a balbucear: "Bueno... esto... Sí claro, cómo no Yoli, ya sabes que yo por ti lo que sea ¿Por dónde vives?" Yoλ: "Por Puerta de Hierro. No te preocupes yo pago el taxi, faltaría más". M.H.: "Bueno Yoli, de acuerdo, vamos si quieres, te acompaño, por mi encantado". El viaje en taxi se me hizo eterno, no sabía de qué hablar. M.H.: "Oye y ese violador ha atacado a muchas chicas?". Yoλ: "No muchas, una o dos creo, pero es que la entrada a mi casa es tan oscura y solitaria que cada vez que paso me entra pánico". Efectivamente, al llegar bajamos junto a una estrecha galería ajardinada escasamente iluminada con un par de farolas medio tapadas por el espeso arbolado, verdaderamente daba bastante miedo. Lo atravesamos sin problemas hasta llegar a la puerta del portal, ella sacó la llave del bolso, abrió y me invitó a pasar. Nada más entrar al piso, salió un gato negro a recibirnos, ella se apresuró a ir hacia la cocina donde abrió una lata de comida para gatos y se la echó en el plato del hambriento felino. Después, encendió un cigarro y me dijo: "Voy a hacerme una infusión de valeriana ¿Te apetece una taza?". M.H.: "Muy bien, gracias ¿Dónde tienes el baño?". Yoλ: "Allí al fondo entre las dos habitaciones". Al salir le pregunté: "¿Vives sola?". Yoλ: "No, vivo con Teresa, mi compañera de piso, creo que ya te la he presentado alguna vez". M.H.: ¡A sí, Teresa! Claro, ya no me acordaba ¡Qué tonto! Con lo que hablamos aquella noche en la disco". Yoλ: "Sí, es muy maja ¿Verdad? Este fin de semana no está, ha ido a ver a sus padres, así que puedes dormir en su cuarto". M.H.: "A sí, claro, claro, perfecto. Muchas gracias, así no tendré que dormir en el sofá ¿Estás segura de que a ella no le importará?" Yoλ: "No, no, seguro, total por una noche". Dijo ella mientras cogía la caja de aspirinas. "Bufff... Con los nervios de lo del violador, se me ha puesto un dolor de cabeza. A ver si con la infusión y esta aspirina se me pasa. Muchas gracias por haber venido, eres un cielo, espero que duermas bien en la cama de Teresa ¡Hasta mañana!" Y se despidió lanzándome uno de esos besos soplados desde la puerta de su habitación, la cual cerró a continuación.

Ni que decir tiene que apenas pude pegar ojo en toda la noche, teniéndola a ella tan cerca y a la vez tan lejos. Durante la noche, tuve que levantarme para ir al cuarto de baño y me quedé mirando la puerta de su habitación, porque, como os podréis imaginar, se me pasó por la cabeza entrar con alguna escusa para pedirle algo, pero al final desistí, al fin y al cabo ella había demostrado tener una gran confianza en mi caballerosidad y no estaría bien decepcionarla, la situación sería tremendamente tensa y, además, me arriesgaba a perder una buena amiga y un amigo, su novio gaditano.

A la mañana siguiente, me desperté bastante cansado por haber dormido mal y poco, me levanté para ir al baño y al salir vi su puerta entreabierta y no me pude resistir a asomarme para darle los buenos días. Al verme, saltó sobresaltada de la cama, con un sublime y airoso movimiento de sábana, sacó sus espectaculares piernas e introdujo sus delicados pies en las zapatillas que tenía colocadas junto a la cama, sobre una alfombrilla. ¡Dios mío! ¿Pero cómo se puede estar tan guapa y radiante nada más despertarse? (pensé boquiabierto). Ella pasó apresuradamente a mi lado, casi apartándome con el brazo, mientras dijo entrecortadamente: "¡Buenos días Julio! ¿Qué tal has dormido? Perdona, es que tengo que ir al baño". Todavía sin recuperarme de la impresión, de repente sentí que me flaqueaban las rodillas y caí de bruces sobre su cama aún caliente, y... ya que estaba ahí, aproveché para quedarme unos breves instantes disfrutando de su suave perfume. Cuando la escuché tirar de la cadena, me puse de pie como un rayo y me atusé el pelo tratando de disimular, mientras decía: "Muy bien, he dormido muy bien, la cama de Teresa es muy cómoda". Yoλ: "Me alegro" (Me dijo ella, guiñándome el ojo con complicidad) "¿Tomas café para desayunar? Porque voy a hacer". M.H.: "Sí, sí, te lo agradezco, yo hasta que no me tomo un café soy un auténtico zombi".

A continuación entró en la cocina, abrió la nevera, sacó la botella de leche y rellenó el plato de su gata negra, antes de preparar el desayuno. Nada más tomarnos el café con unas madalenas y charlar un poco, miré el reloj y exclamé: "¡Ostrás, pero si son las once y media! Y no he llamado a casa. Bueno Yoli, gracias por la agradable velada y por el desayuno, voy a ver si cojo el autobús, que mi madre seguro que está preocupada". Yoλ: "¡Ay pero qué dices! Gracias a ti Julio, eres un sol y todo un caballero ¡Te debo una!" Me dió un beso en la mejilla y me acompañó hasta la puerta.

Resuena en el sombrero: "Sheena is a punk rocker".- Ramones (Queens (New York), 1977); y también en la versión de los fabulosos "Miedo Azul" (Logroño (La Rioja), 2007).

En esta ocasión la inspiración ha venido de la mano de mi querida paisana "Wodehouse". Espero que Yoλ no se enfade si algún día llega a ver esta entrada, pero es que me apetecía contarlo, mostrar la pintura y escuchar estas canciones.

22 comentarios:

WABI dijo...

Amigo Mad Hatter, no sabes cómo te entiendo.

atikus dijo...

Yo también te entiendo Mad, una entrada estupenda por todo, por el King Creole, por los bares de marcha de la zona, por esas chicas estilo Ana Curra, por esos momentos llenos de lujuria...en el subconsciente, jeje...en fin que me he divertido especialmente leyendo este post, y encima con esa canción de los Ramones el broche final es definitivo, felicidades!

el trenti dijo...

"Hasta ahora pensaba que lo peor que te puede decir una tía es: tenemos que hablar. Pero no, lo peor que una mujer puede decirte es: te quiero... ¡pero como amigo!"

¿Y no podemos follar como amigos?

También te entiendo, Mad, también. Y encima sin poder pensar bien porque, aunque no lo hayas contado, ya se sabe en donde está concentrada toda la sangre...

Un saludete

Mad Hatter dijo...

Muchas gracias por vuestra comprensión y solidaridad masculina, muchachos. Aunque, el "Trenti", como suele ser habitual, se ha pasado un pelo, posiblemente debido a que tiene el nivel de testosterona un poco elevado, pero hay que comprender también que son cosas de la edad.
"Atikus": Me preguntaba si ¿Tú nunca llegaste a conocer a Yoli?

WODEHOUSE dijo...

Pero que te inspiro yo?. Me ha encantado el relato.
Me has "decepcionado" por lo legal y lo caballeroso que fuiste.

Haber aprovechado! Eras joven y libre! Ahora no podrías ni de coña plantearte eso. Debo decir que yo aprovechaba todas las ocasiones porque sabía que algúndía sería vieja y casada como ahora.

No ves que te estaba poniendo a prueba?. Ella estaba deseando, te lo puso en bandeja.

En serio: Eres y eras un buen chico!. Eres de fiar, un besazo.

Mad Hatter dijo...

"Wood": Me lo ha inspirado tu recuerdo de Joey, de los Ramones y de "She talks to rainbows", canción que estuve a punto de poner, aunque finalmente pensé que le pegaba más esta de "Sheena".
Estaba seguro de que alguna mujer iba a decir eso de "pero tontorrón, si ella lo estaba deseando". Hay que ver lo malas que sois. En este caso no creo que ella pensara eso, ya que antes ya le había echado los tejos de una forma muy clara y directa, ella no se sentía atraida por mi en ese sentido. Sabía que nos gustaba y nos utilizó como "guardaespaldas", y nosotros aceptábamos encantados porque también nos gustaba ir con ella y que nos viesen salir con ella (je, je). Sí, la dichosa y absurda vanidad masculina.
Aunque también es verdad que muchas mujeres se sienten atraidas por los canallas y no por los buenos chicos, y luego pasa lo que pasa... ¡Ay mujeres! Es que no hay quien os entienda. No se puede vivir con vosotras ni sin vosotras.
Un beso "malota".

eva al desnudo dijo...

Bonito dibujo, muy punk.
Hace unos meses me pasó algo casi igual, pero yo me quedé en su cama y él en el sofá. Yo no le invité a dormir conmigo, no por que fuera atrevido decirselo, sino porqué me corté. No pegué ojo en toda la noche y al dia siguiente tenía una resaca descomunal.
¿Que debió pensar él?¿durmió?

Besos sigilosos.

Mad Hatter dijo...

Pienso como "Wood", hay que aprovechar cuando se es joven y sin ataduras, y olvidarse de los complejos. Aunque son temas muy íntimos y delicados, tampoco conviene forzar las situaciones, si surge, surge y punto. Y si no, pues también tiene su encanto ¿No?
Según parece, el mundo está lleno de caballeros tímidos y damas recatadas (je, je).
Ten por seguro que él, en esa situación y en un sofá, tampoco debió dormir mucho.
¡Pero qué dura eres Eva! Y encima, por lo que dices, bajo los efectos desinivitorios del alcohol.
Besos soplados y desvelados desde el sofá.

el trenti dijo...

¡Qué ganas de hacerme quedar como un depravado!

Mad Hatter dijo...

Por cierto, el "Trenti" ese era un duende medio sátiro ¿No?

¡Enhorabuena Trenti! Esta vez sólo te has pasado un pelo, y no siete pueblos, como suele ser habitual. Vas mejorando, hombre (je, je).

Buen finde ¡Sed buenos!

Lula Fortune dijo...

Me has tenido en vilo con la versión "bambi". ¿Cuando pones la "otra" versión? la banda sonora bien lo merece ¿no?
Besitos perversos.

El futuro bloguero dijo...

Sabía que a Atikus le encantaría.

A mi también me gustaba, aunque no nos conocíamos entonces, tanto el KC como Ana Curra, y por supuesto el Sheena is.. de los Ramones

frikosal dijo...

¿Sabes que ha sido de ella?

Mad Hatter dijo...

Bueno, Lula, pues resulta que "Bambi" crece y le salen cuernos. No, je, je, me temo que no hay versión "dos rombos".

Pero "FutBlo" ¿No me digas que tú ibas al "King Creole"?

Pues, no tengo ni idea "Friko". Según Carlos al parecer sigue viviendo en Madrid. A ver si a través del blog, descubrimos alguna pista, nunca se sabe.

atikus dijo...

Si, si que la conoci (si no me falla la memoria claro...)

WODEHOUSE dijo...

Pues a ver!, para que quede claro, las chicas decimos NO, pero estamos deseando decir SI, loque pasa que el puritanismo tan arcaico que llevábamos arrastrando nos impedía atacar de forma más clara. Pero si fuese ahora...y yo fuera veinteañera y siendo libre...me hubiese portado más alegremente en ese sentido. pero qué digo? Si en el fondo sigo siendo una cortada!

Mad Hatter dijo...

Ya me parecía a mi, "Atikus" ¡Qué guapa era (o es?)! ¿Verdad?

Gracias por "sacarnos de dudas", "Wood" :P

Mad Hatter dijo...

Para las que se han "decepcionado", decir que, con esta entrada, además de recordar a Yoli, lo único que pretendía era resaltar que, debajo de las corazas de chupas de cuero, ropa, peinados y poses, que a veces nos ponemos o se pone la gente de esas "tribus", también puede haber gente sencilla, tímida y sensible. No hay que fiarse de las apariencias, y "el hábito no hace al monje".
Besos.

xnem dijo...

tiempos aquellos.

feliz año señor.

Yola dijo...

Me encanta el dibujo!!! Y el relato. Voy a matar a Carlos por no decirmelo. Gracias por ser tan exagerado!!!! Besos (hace poco le puse a mis hijos esa canción de los ramones que es mi favorita)

Yolanda dijo...

Por cierto mi "novio" es de córdoba y era un pesao y mi compañera de piso es prima de Paco Lobatón, te acuerdas? Y la chica que era un escándalo era, cómo se llamaba? De la que estaba enamorada Carlos. Ahora vivo en Malasaña y cada vez que paso por el Nueva Visión me entra mucha nostalgia. Besos querido Mad y gracias por encontrarme.

Mad Hatter dijo...

¡¡¡Aaaa Yolanda!!!¡¡¡Por fin!!!¿¿¿De verdad eres tú???¡¡¡No me lo puedo creer, después de tanto tiempo!!!
Pues no recordaba que Teresa era prima de Lobatón, si lo hubiese sabido hubiera recurrido a "¿Quién sabe dónde?" para encontrarte antes, je, je.
¿Entonces te ha gustado la entrada?
Y lo de que le pones esa canción de los Ramones a tus niños, ya es el súmun, se me pone la carne de gallina de la emoción ¡De verdad! ¡Qué bueno! ¡Muchísimas gracias por los comentarios! Me han hecho muy feliz y encontrarte más.
Besos.