viernes, mayo 23, 2008

Duduá




El "Duduá" (Doo-wop) es un estilo musical típico del rock´n´roll de los 50 que se canta "a capella", casi sin ningún otro instrumento de acompañamiento. Me he acordado de él, porque mi querida Yoli, su novio gaditano y, sobretodo, su hermana y el novio rockabilly de ésta última, eran bastante aficionados a escuchar este estilo. Quizás tenga algo que ver con la tradición de las "chirigotas" de Cádiz.

Pues resulta que, después del episodio de aquella histórica noche en vela, que conté en mi anterior entrada, la Yoli se creció y a menudo nos invitaba a Carlos y a mi, a fiestas, queimadas y guateques en su casa o en casa de otros amigos. Un fin de semana, vinieron a visitarla desde Cádiz, además de su novio (sigo sin recordar su nombre pero me suena que podría llamarse Dani), su hermana pequeña y el novio de ésta.

La hermana de Yoli (tampoco recuerdo su nombre) era una jovencita de lo más alegre, pizpireta y tradicional, ya que vestía como una especie de clon de Peggy Sue, con blusa blanca, rebeca de lana o de béisbol, enormes faldas almidonadas en tonos pastel (¡con enaguas por debajo!) y zapatos bajos o manoletinas. Y el novio iba a juego, claro, un chaval rockabilly, delgadito, con tupecillo rubito y muy simpático. Toda la familia con un acentazo andaluz de Cádiz que resultaba chocante y muy gracioso para los madrileños del foro como nosotros.

Aquel fin de semana había una fiesta por algún chalet de las afueras de Madrid o por la sierra, así que le pedí prestado el coche a mi padre, un Renault 18 de color caramelo metalizado, para poder llevar a tan ilustres visitantes andaluces y al Carlitos. Ya se sabe que esto del rock´n´roll, los coches y las chicas, siempre han estado muy unidos.

Quedamos a las ocho de la tarde en Moncloa, donde yo llegué puntual conduciendo el flamante Renault 18, al verme aparecer Carlos exclamó: "¡Qué guay tío has conseguido el buga!" "Por supuesto ¿Acaso dudabas de ello?" Le contesté muy digno. Y, ni cortos ni perezosos, todos se subieron al coche, Carlos en el asiento del copiloto, Yoli, Dani y el novio de la hermana detrás, y la hermana de Yoli entre Carlos y yo, con toda la falda almidonada por encima de la palanca del cambio de marchas. Lo cierto es que yo nunca antes había visto una falda almidonada, realmente lo estaba a conciencia, es algo de lo más áspero y rígido que he visto en mi vida. "¿Pero cómo podéis ir con semejantes faldumentos a estas alturas?" Le pregunté "¡Ay pisha es la moda!" Me respondió ella con salero, aunque muy indignada y sorprendida.

Pero lo peor no terminó ahí, nada más arrancar sacó una cinta del bolso y la puso en el radiocassete del coche, "Duduá", claro, y tuve que aguantar escucharlo durante todo el viaje, mientras veía por el espejo retrovisor interior como la Yoli y el Dani se hacían arrumacos al son de algo parecido a esto:




"To Be Loved".- Brian Setzer (ex-Stray Cats).

¿Podéis imaginar un suplicio peor?



Resuena en el sombrero: "That Someone Just Ain´t You".- Brian Setzer (L.A., 2003). Ambos temas incluidos en su álbum "Nitro Burnin´ Funny Daddy", cuya portada figura en la foto del centro y en la que se puede apreciar que Brian lleva colgada al cuello la famosa "Cruz de hierro del Capitán Cavernícola".

13 comentarios:

frikosal dijo...

Sigue contando historias de estas, me encantan. ¿Que año era?

Siempre me ha causado cierta sorpresa ver como algunas personas eligen que su identidad esté tan relacionada con una forma de vestir, o música. Decir "Pepito ES heavy o rockabilly o lo que sea", siempre se me ha hecho raro. ¿A que se debe?

Pero vamos a ver, ¿como pudo sentarse entre los dos asientos delanteros?

Mad Hatter dijo...

Debió ser en 1984.

No sólo es una estética, de música y ropa, es una forma de pensar y de vivir, es sentirse parte de un grupo, de un movimiento que además es mundial. Por eso se les llama "tribus" urbanas. En esta época yo era algo "siniestrillo", aunque estaba empezando a hacer la transición hacia el "nuevo rock americano" y luego acabaría en el "garage rock", tocando con los "Rescuers". Si bien, siempre he sido muy abierto de miras y me gustaban muchos tipos de música, incluyendo la clásica, el flamenco, el soul y hasta algo de copla.
La hermana de Yoli, que creo que se llamaba Susana, se sentó en el borde del asiento del copiloto, ya que era la más menudita de todos, lo que pasa es que como la falda era muy voluminosa, casi me tapaba el cambio de marchas y tuve serios problemas para conducir correctamente. Recuerdo vagamente que luego, a la vuelta, a altas horas de la madrugada, crucé con el coche transversalmente (en el sentido de los peatones) un paso de cebra en Plaza de España, para hacer una maniobra totalmente ilegal ¡Glups! Espero que la infracción haya prescrito, porque si no igual me trincan los de la Guardia Civil de Redes (je, je).
Saludos del "Loco del volante".

frikosal dijo...

Tela lo de la falda.

Bueno, es que mi forma de ver las cosas es bastante diferente, yo nunca tuve esa necesidad de integrarme en una tribu, siempre fui a lo que a mi me interesaba, que era muy raro y no tenía nada que ver con la ropa ni la música.. y estuve más solo que la una.

El problema es que a veces a los 14-15 años se adopta una estética y después detrás de la estética viene la ética.

Si son cosas normales como las que tu comentas no pasa nada. Pero el que se hace skin, pues tela. En el caso de unos conocidos que acabaron muy mal, no he sabido nunca si es que ya tenían algo podrido dentro y por eso les gustaba ese mundo o si fue al revés.

Respecto al paso cebra, quien más quien menos tiene un pasado.

atikus dijo...

JAJAJA...me encantan estas historias en plan American Grafitti a la española, por cierto ¿dónde quedasteis exactamente, en los arcos?, es que era donde quedaba todo el mundo, y antes unas cañas en el parador no??
que tiempos!!

el trenti dijo...

Oye, pero tienes muy buena memoria, ¿no?

En 1984... ¡Ni había nacido! Jejeje

Molan estás historietas. Ya verás como subes la audiencia del blog.

Un abrazo

PD: Se me ocurrían más comentarios pero luego me llamáis degenerado...

Mad Hatter dijo...

Tela, tela, mucha tela tenía la falda y aún más la enaguas.
Con respecto a las "tribus", opino que a nadie se le obliga a adoptar una ética ni a meterse en determinados grupos, el que lo hace es por su forma de ser y por sus circunstancias personales. Y nunca me ha gustado generalizar, ni encasillar a la gente por su look, había rockers supermajos (como Dani) y otros que eran unos delincuentes de cuidao.

"Atikus": Nada de cañas antes, que tenía que conducir, del garaje a Moncloa, sin escalas, aunque también pudo ser la calle Princesa o Guzmán El Bueno. Tampoco es una transcripción totalmente exacta de lo que pasó hace tantos años, seguro que si lo ve Carlitos (que ese sí que tiene un memorión) empieza a cambiar cosas.
Yo es que tuve la precaución de escribir una especie de "memorias" cuando se separaron los "Rescuers", las titulé "De Rock-Ola a los Rescuers", pero NO, no voy a ponerlas por capítulos en el blog, no os asusteis, sólo pondré alguna anécdota que me apetezca recordar o que venga a cuento de alguna de mis "inspiraciones".
Osea "Atikus", deduzco que no llegaste a conocer a la Yoli, tú no caiste en las redes de sus encantos, jodío (jo, hay que ver lo cursi me ha quedado eso, creo que me he pasado escuchando "Duduá").

Bueno "Trenti", como diría nuestra querida Lula, casi prefiero la versión "dos rombos", en vez de esos comentarios tan "babita de Bambi" con los que nos has obsequiado esta vez.

Salud y ritmo, como diría "R.R."

WODEHOUSE dijo...

Bueno...yo no llegaba a tales niveles, pero llevaba mi Twin set rosa con botones de perlitas, las bailarinas las sigo llevando ahora, nunca las he dejado de lado, de todos los colores. me encanta la música de los 50, el duduá es fundamental por tanto, ya sean las lentas, las más ligeras, las románticas o las más marchosas, me encantan todas las canciones de esa época. Ahora sin ir más lejos, estoy a todas horas oyendo un CD de colección de Rockin girls de los 50 desconocidas total mente que mi amigo Athos me ha regalado por el morro.

Pero porfavor!!!Sigue recordando tu-nuestra juventud. Ese año en concreto, el 84 fue de los más intensos en mi vida, ahí conocí o reconocí el amor a lo bestia, apasionado y muy intenso, siempre mezclado con mis locurillas y mis idas y venidas...Sigue con estas historias me encantan!

Mad Hatter dijo...

No, si por algo te llamo yo "Wood", como Natalie, je, je. Una de mis actrices favoritas, que empezó en los 50. Aunque confieso que yo siempre he sido más sixties. No obstante me gusta Brian Setzer y Deke Dickerson, con esas guitarras tan oldies.
Muchas gracias.

el trenti dijo...

Pues aclárate que ya he visto que luego me vas acusando en el blog del orejitas de degenerau´... ¡Con lo buen muxaxo que soy yo!

Snif. Snif

Carmen dijo...

Mad... por entonces también yo era "siniestrilla", pero sin llegar a sentir que pertenecía a una tribu. Me gustaba la estética, quizá por lo que significaba romper con lo que había hasta entonces. Los colores negros y los morados, los dibujos en el pelo... no era la imagen de niña buena que se debería tener. Y sí que quizá detrás hubiese determinada forma de ver aspectos concretos de la vida... las mujeres siniestras no éramos apéndices. Y cómo me gusta este tema!!! (pero dicen que tengo que seguir trabajando... )

Mad Hatter dijo...

Pero Carmen, querida, tú serías medio compañera de la facultad de la Yoli ¿Es que no se te ablanda el corazón? ¡Ayyy... estas siniestrillas! Cuando tengas menos trabajo, mira a ver si encuentras alguna pista sobre ella. Así practicas algo de periodismo de investigación ¡Anda porfaaa! ¿Me harías ese favor?

eva al desnudo dijo...

¿y pasaste de la cresta al tupé?
Me gusta mucho esta historia, es cómo si estuviera viendo Grease, pero en Madrid.
Hoy me he comprado unas manoletinas de estampado leopardo con lacitos naranja, tipo Rizzo.

Sabes que me encanta esto que pones de "resuena en el sombrero"?
Que nivel, du duá...

Mad Hatter dijo...

¡Je, je, je! Nunca llevé cresta, digamos que llevaba el pelo algo encrespado y tampoco llevé tupé, nunca le he dado demasiada importancia a la estética. En el enlace de "Carlos" hay un dibujo donde se puede ver un poco nuestra silueta.

Sí que es cierto que siempre me llamó la atención que Yoli, tan afterpunk ella, saliese con un tipo tan rocker, yo le pegaba mucho más (je, je).

Me alegro de que te guste "That Someone Just Ain´t You", es una canción tremenda, Rizzo... digo Eva. Seguro que esas manoletinas te quedan fenomenal.