viernes, agosto 24, 2012

PRIMERA COSECHA




Os animo a todos aquellos que podáis disponer de un trocito de terreno a que cultivéis una huerta, hay pocas cosas tan deliciosas como degustar un tomate recién arrancado de la mata ¡Y la ilusión que hace recoger la primera cosecha! Aunque sólo sean dos tomates, un pimiento y una guindilla como los de la primera foto de arriba.

El cultivo predominante en Tricio (La Rioja) son los pimientos, de los que existe una denominación de origen propia. El otro día leí un artículo que duda sobre si esta planta realmente se trajo de América, en el siglo XVI, o bien ya se cultivaba en Europa desde mucho antes, proveniente de la India y Oriente Medio, como el artículo es bastante largo os pongo el enlace, sólo decir que está relacionado con la enigmática tercera foto, en la que aparece la mano izquierda de Doña Leonor Ruiz de Castro y Pimentel (la segunda esposa del infante Felipe, hermano de Alfonso X el Sabio) sosteniendo un fruto que podría ser un pimiento morrón, grabado en su sarcófago del siglo XII, que se halla en una iglesia de Villalcázar de Sirga (Palencia).

Otra planta muy sabrosa y fácil de cultivar, siempre y cuando se disponga de agua abundante, es la Perilla frutescens o Shiso japonés (segunda foto), resulta deliciosa en ensaladas o como guarnición de pescados, legumbres y carnes, tiene unas propiedades medicinales similares a las del Romero (Rosmarinus officinalis), debido a su alto contenido en ácido rosmarínico, y es especialmente buena para prevenir las alergias y las intoxicaciones alimentarias por consumo de pescados o mariscos en mal estado.

¡Salud, buen provecho y buen finde!

Resuena en el sombrero: “Harvest”.- Neil Young (Los Ángeles (California), 1972).

Fotos 1ª y 2ª: fresquitas de la huerta de Mad Hatter.

2 comentarios:

Francisco Becerro dijo...

Pocas cosas dan tanto placer como recoger la cosecha propia. Buena recomendación Julio. Yo este año bien con los pimientos, pero los tomates van retrasadisimos.. UN abrazo

Mad Hatter dijo...

Estupendo Paco!
Pues no eres el primero que me dice lo mismo de los pimientos y los tomates.
Un abrazo.