miércoles, septiembre 26, 2007

Flores de Otoño


No todas las plantas florecen en primavera o en verano, hay unas pocas que lo hacen en otoño, muchas de ellas son pequeñas monocotiledóneas que pasan la mayor parte del año enterradas en el suelo en forma de bulbo.

La primera en florecer suele ser la Quitameriendas o Auyentapastores (Merendera montana, en la foto de arriba), así llamada porque el momento de su floración indica a los excursionistas que ya no van a poder disfrutar de muchos más días soleados para ir de picnic al campo, y también marcaba el tiempo en que los pastores trashumantes debían partir con los rebaños hacia los pastos de invierno, mientras las mozas cantaban aquello de "Ya se van los pastores a la Extremadura, ya se queda la sierra triste y oscura". Se trata de una liliácea tóxica propia de los pastos de montaña y claros de bosques (pinares y hayedos).

Un poco más tarde, en los pastizales más secos del noreste peninsular, florece otra bella liliácea, la Escila de otoño (Scilla autumnalis) que se diferencia fácilmente por sus gráciles racimos de flores que lucen unas bellas anteras de color azul oscuro en sus estambres.

La más rara en España y la más venenosa es el Cólquico (Colchicum autumnale), planta de la familia Colchicaceae que vive en zonas húmedas de los Pirineos. Al igual que la Merendera, contiene un alcaloide llamado colchicina cuya toxicidad es similar al arsénico, si bien, en dosis controladas, es utilizada en la farmacopea para fabricar algunos medicamentos con los que tratar afecciones renales, hidropesía, asma, artritis y gota.


Por último, coincidiendo muchas veces con la eclosión de las primeras setas otoñales, emergen del suelo de nuestros bosques y prados los estilizados tépalos del Azafrán silvestre (Crocus nudiflorus), también tóxico a pesar de ser pariente cercano del Azafrán cultivado (Crocus sativus) cuyos bellos y aromáticos estigmas de color rojo coral son utilizados para colorear paellas, arroces y pastas, teniendo además múltiples propiedades medicinales, estando su consumo recomendado para prevenir problemas cardiovasculares. Las mayores superficies de este cultivo, que también florece en otoño, se encuentran en las llanuras de La Mancha, aunque puede encontrarse en las huertas de muchos pueblos (yo tengo un corrito en el jardín). Debido a lo costoso de su recolección, al poco peso del material que se extrae y a que cada vez resulta más escaso, el Azafrán alcanza elevados precios en el mercado.



Esta última foto es la única hecha por mí: Carpóforos de Hygrocybe conica junto a flor de Crocus sativus (El Rasillo (La Rioja), 2006).

Y para ilustrar musicalmente este tema os pongo el vídeo de un grupo de chicos escoceses que duró muy pocos años a mediados de los 80 y que tenían el nombre de otras bellas florecillas silvestres de color azul-violeta, "The Bluebells", aunque en este caso son primaverales (género Scilla), con la canción que fue su mayor éxito y que en 1993 resurgió al ser utilizada para un anuncio de una conocida marca alemana de coches, se titula "Young at Heart", y está dedicada a todas aquellas personas que nos encontramos en nuestra segunda juventud, floreciendo en el comienzo del otoño de nuestras vidas, justo en esta época en que muchos frutos ya están maduritos tirando a pasados, aunque algunos otros todavía están verdes.

Resuena en el sombrero: "Young at Heart".- The Bluebells (Scotland, 1984).

8 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Pensé que ibas a aludir a la peli de Sacristán, Un hombre llamado flor de otoño, o más reciente la peli de Fele Martinez, Flor de otoño.

Y hablando de tu post, qué bonitas las fotos, especialmente la del azafrán.

No ´soporto el colorante en los arroces pero me encanta la Cúrcuma y el azafrán.

Yo no sé si estoy en una segunda juventud o en una segunda vejez. Esto de las cajas es agotador, pero desde luego no creo que sea el "otoño de mi vida".

Vamos, aún no. (espero)

WODEHOUSE dijo...

pues qué maravilla de flores hay. El Edelweiss también es muy bonita. No sé si me lo invento pero en algún lugar de La rioja, es alguna de sus cumbres se encuentra tb. y es que ahí hay de todo,chiquitooo!!!

Los chicos del vídeo son mi tipo total de inglesitos incluyendo las pintas. muaks. me gusta el grupo mucho en su día fueron grandes!

Mad Hatter dijo...

Yo es que de cine actual ando algo flojo "Futuro Azafranero", que tomen nota "Atikus" y "Desconvencida", pero me parece una curiosa y afortunada coincidencia. Con respecto al otoño, me refería a comienzos del otoño (como ahora), casi finales de verano, vamos.

"Wood", maja, pues no en La Rioja, desafortunadamente, no hay Edelweiss (Leontopodium alpina), bella flor de los Alpes que es muy rara en Pirineos. Ya me imaginaba que te gustarían los "Bluebells" que también tenían alguna canción con toques de Soul e incluso country, una mezcla que, como sabeis, es mi debilidad.

lateral zinker dijo...

De flores yo sé poco pero ... qué video!! los bluebells!!
Muchas gracias Mad. He recordado un vinilo fantástico con la imapagable "Catch" . Estribillos, canción optimista ...
Y además he recordado concierto (1985) en Astoria, paseo extremadura en su momento de fugaz éxito en españa. Conmigo estaban algunos de tus lectores habituales.
Y qué decir de ese video tan ... british y tan 80!
O habría que decir tan scotish ... que luego la gente se mosquea.
Gracias Mad! ... te veo muy pop ultimamente. será el otoño

Mad Hatter dijo...

De nada "L.Z.", su LP "Sisters" tiene, además de la estremecedora "Cath", otros temazos como "Everybody´s somebody´s fool", "Red Guitars", "Learn to Love" o "South Atlantic Way". Siempre ha sido uno de mis grupos favoritos y creo recordar que yo también estuve en aquel concierto de la Sala Astoria junto con "R.R." y "Atikus".

Á. Matía dijo...

Pues mira, a mi me dan una alergia... jejeje

En cualquier caso, cada día me sorpendes más. Hoy nos demuestras que eres todo un entendido en flora, hace poco en fauna... ¿Más secreto?

Por cierto, gracias por la dedicatoria de la entrada anterior. He estado un poco ausente estos días por causa del trabajo y por ello no había podido comentar

Un saludo

Mad Hatter dijo...

Hombre Álvaro, mi afición por la botánica era bien conocida, si entras en el archivo del mes de mayo veras algunas entradas al respecto.
Es que los ingenieros de montes tenemos que saber un poco de todo (je, je). Aunque ya se sabe que "el que mucho abarca poco aprieta".

WODEHOUSE dijo...

Ya ves, cada vez que escucho al vuelo ese toque en algunas canciones, me pongo mi sombrero de vaquero y me acuerdo de tí y de rafa barrios que me instruyó en su día llenándome de cintas cauntries.