lunes, junio 11, 2007

ÁNGELES CAÍDOS



En una entrada anterior había mencionado mis orígenes toledanos por parte de padre. Además, durante tres años, estuve trabajando en la bella e histórica "Ciudad Imperial", declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Este fin de semana, aprovechando que se celebraba la Fiesta Grande de la ciudad, el Corpus Christi, hemos ido a visitar Toledo de nuevo para que la conociese mi hija. Ha sido realmente emocionante volver a pasear por sus estrechas calles, repletas de historia en cada uno de sus rincones. Así como por los barrios más modernos en los que estuve viviendo, llenos de entrañables recuerdos personales. Hasta hemos acariciado a la nieta de una cariñosa y amigable gata que vivía en el jardín de nuestra antigua casa de la Ronda Buenavista.

En las fotos de arriba puede verse el fantástico "Transparente" de la Catedral de Toledo, ideado para iluminar el Sagrario, ya que al otro lado se encuentra el Altar Mayor. Entre las bellas esculturas churriguerescas que lo decoran, se encuentra una inquietante figura: la del Arcángel San Rafael colocado boca abajo y sujetando un pez dorado en su mano derecha. Según dice la leyenda, cuando ese pez se caiga será el fin del mundo.

En la foto del medio, la figura de otro ángel adorna una de las céntricas calles del casco viejo de Toledo, cubiertas por toldos, por donde pasa esta impresionante procesión del Corpus.

Lo que más me gusta de esta fiesta son los momentos previos a la procesión, el olor a romero que lo impregna todo, el ajetreo de los turistas, los patios engalanados, los vecinos en los balcones atareados con los últimos preparativos, un músico que corre para no llegar tarde al evento, una bella y altiva toledana, ataviada con el tradicional vestido negro, la enhiesta peineta y el mantón, pisa con garbo la calle empedrada, clavando sus tacones sobre el romero, levantando un elegante y sacro aroma a su paso.

Y como siempre que hablo de ángeles, me acuerdo de aquel legendario y frágil ángel caído y afligido...Descanse en paz.


Resuena en el sombrero: "The Return of the Grievous Angel".- Gram Parsons & Emmylou Harris (Los Ángeles, 1973).

10 comentarios:

maite dijo...

estuve en Toledo un agosto, me fascinó a pesar del calor que pasé, tengo que volver, la disfruté!!!

Carmen dijo...

Como tengo Toledo muy cerca he estado muchas veces pasando un día por allí, de esos tranquilos en los que lo único que haces es dejarte perder por las calles. La última vez fui con Mario y con un plano que él manejó. Fue una buena idea porque nos perdió varias veces y vimos cosas que sin él no creo que encontrásemos. Y, además, mi hijo disfrutó sintiendo que era el responsable de la excursión. Es un lugar realmente bonito... el único problema es que nunca he encontrado allí un buen sitio para comer.

Futuro Bloguero dijo...

yo también vivi en toledo, aunque era muy pequeño, desde los tres a los siete. Siempre que vuelvo me fascina.

Carmen, comer en Toledo es toda una experiencia, aunque es carillo. Te pego aquí info de otra persona, "El As de espadas" (gran rabo de toro), justo enfrente de la estación de tren.
Al otro lado del río en la ermita del Valle "La Ermita": vistas inmejorables pero un plato enorme y ración minúscula, muy rica.
En la AV. Reconquista "El Catavinos". Funciona con menús de muchos precios distintos, gran bodega, muy buen precio para ser Toledo
En el casco:
El mejor (y más caro): "Adolfo"
Un escalón por debajo en precio: "Aurelio" (perdiz a la toledana), "El Hostal del cardenal" (asados), "La Lumbre" (carnes a la brasa), "El Casón de los López de Toledo" (muy bonito)
Precio moderado: "La Perdiz" (tambien de Adolfo), "El corral de Don Diego" (si hace buen tiempo, bonita terraza), "Hierbabuena" (comedor en cuevas)

De pinchos, gratis en "El Enebro" (terraza), o pagándolos pero calidad "La Tabernita" "El Trébol" "Ludeña" (pide carcamusas), todos muy cerca entre sí.


He tomado la información de un foro TopRural de un tal Josera, natural de Toledo.

Saludos

Red River dijo...

Toledo está bien, pero a mí el gran Gram me fascina.
En esas cosas me fijo!

nancicomansi dijo...

Tengo una muy buena amiga toledana...y en Toledo no he estado...glups!!! imperdonable...pero fijo, fijo, que por allí tengo que ir...¡VOy a perderme yo sus CHURRIGUERESCAS figuras...(como me gusta esto del "churri...")
El video. Te digo: Creo que Emmylou está más bella ahora, ha ganado con los años, incluso con su precioso y "Mariantoniesco" pelo blanco nieve...es una diosa celta!!!

Besos, corazón!! (que tierno lo de la gata "nieta"...que bonito...)

Mad Hatter dijo...

Me gusta Toledo en el Corpus porque hay un concurso de patios y es una oportunidad única para visitar casas particulares (pelín cotilla que es uno).

"Futblo" eres todo un promotor turístico, macho. Yo en el casco viejo suelo comer en uno que es como un patio que está en la Plaza de San Vicente, puede que sea el "Aurelio" por lo que dices de la excelente perdiz a la toledana. Pero esta vez comimos en una pizzeria muy buena, "Pastucci", que hay por el barrio de la Reconquista, más asequible en precio y en gustos para mi hija, comí unos "Parpadelle al lepro" (tallarines grandes con salsa de liebre y nata) muy ricos.

R.R. nuestra devoción por Parsons es casi tan grande como la que tienen los toledanos por el Corpus (amén).

Nanci, totalmente de acuerdo con respecto a Emmylou, hay mujeres que mejorais con los años como los buenos vinos. Y no me he olvidado de tu petición de ilustraciones infantiles antiguas, puede que próximamente salga alguna con gato.

Futuro Bloguero dijo...

es que no se me ocurría nada sobre el corpus. Ya sabes que yo con esas cosas de procesiones y demás no... vamos, que no lo veo yo...

Que se come bien en Toledo y que tambien me gusta Gram Parsons

Carmen dijo...

Bueno! Gracias Futuro Bloguero... apuntadas quedan para la próxima excursión.

atikus dijo...

Yo es que Toledo lo asocio a las excursiones del colegio, y no quiero contar los pedos que cogía la gente...tengo una espada y un mazo con pinchos de hierro...un poco punk no?

Mad Hatter dijo...

"Futblo", macho, hay que guardar un poco más las apariencias, que bastante mala fama tenemos ya los funcionarios.

"Atikus", la sangría y el acero toledano no son una buena mezcla, no.

Tampoco recomiendo ir en pleno verano (julio-agosto), Maite. Recuerdo un día de julio que salíamos de la Consejería, por la calle que baja hacia San Juan de los Reyes, a las tres de la tarde, por la calle empedrada, a pleno sol, y parecía que había alguien con un lanzallamas abajo. Tuvimos que hacer escala en el bar de la esquina para beber agua fresquita porque es que nos deshidratábamos.