sábado, septiembre 19, 2009

Los Huesos de los Besos


Johnny no podía apartar la mirada de sus labios, de aquellas arruguitas tan graciosas que adornan la comisura, en una mueca dura pero dulce a la vez. Quería besarlos pero no sabía cómo, había olvidado cómo se encendía un fuego, como les pasaba a los aborígenes del Amazonas que tienen que caminar por la selva lluviosa llevando siempre a cuestas una pequeña jaulita de bambú donde conservan las ascuas del fuego de la última noche.

Frankie abrió sus profundos ojos castaños que se clavaron en los de Johnny, rozó levemente el contorno de su cara con las yemas de sus dedos y la chispa saltó. Volvió a escucharse aquel anhelado chasquido húmedo, la percusión ancestral del choque del diente contra el diente, como una mágica txalaparta animal de deseo y pasión.

Y el fuego tribal por fin prendió con fuerza, mientras los perros aullaban a la luna y corrían raudos en busca de los huesos del venado que murió de agotamiento tras la berrea, y sólo se escuchaba el crepitar de las llamas y el claqueteo de los colmillos sobre el duro hueso, como una mágica txalaparta animal de hambre y fuego.

Y...antes de que cuentes diez, resuenan en el sombrero: “Los Huesos de los Besos”.- Fito y los Fitipaldis (Bilbao, 2009); y la mágica txalaparta:

7 comentarios:

Lula Fortune dijo...

¡Qué texto tan bonito y qué feos somos por dentro, leñe!
Espadas como labios, que decía Vicente Aleixandre.
Besos dulces como el algodón.

atikus dijo...

Si, lo de la txalaparta es bastante rudimentario, recuerdo hacer bromas con el Vasco sobre ese instrumento e nuestros momentos de juerga...daba mucho juego con el grupo, en fin que tiempos...

saludos

pd: a Fito y los Fitipaldis no les he visto en directo, deben estar bien.

Mad Hatter dijo...

Pues tampoco están tan mal nuestros huesitos ¿No?
Besos dulces como los huesos de santo, hermana Luliña.

A ver , a ver, "Atikus", eso de que la txalaparta da mucho juego para hacer bromas me lo vas a tener que explicar la próxima vez que nos veamos tomando una cañas.
Sí, Fito y sus Fitipaldis me parecen un gran grupo que además está mejorando con los años.
Pues eso, lo dicho, a ver cuando nos juntamos otra vez para una cenita y menear un poco el esqueleto.

frikosal dijo...

Esas lenguas ! Deben ser de plomo para que se vean jeje
Pero es bonita la entrada.

El futuro bloguero dijo...

que maravilla...

Me gusta mucho la txalaparta.

Y fito, siempre mejora, incluso si oyes ahora lo que hacía con Platero, también mejora.

Le Mosquito dijo...

Me ha llamado la atención eso de "Etxalapatrás". Buscaré un momento para ir en ca yotubé.

Qué asco de foto, la primera. Yo no tengo eso dentro, sólo alma.

Mad Hatter dijo...

Muchas gracias a todos.
¡Lenguas de plomo! No me dés ideas, "Friko", no me dés ideas.
Sí, "F.B.", el Fito es un figura.
"Mosqui", siempre "pa´lante" nunca "pa´trás", salve sea la parte, por cierto.