martes, mayo 08, 2007

Licenciados en Psicodelia



Cuarenta y cuatro años después de que Timothy Leary fuese expulsado de la Universidad de Harvard, un grupo de relevantes científicos de los más altos niveles de la ciencia americana, incluyendo al Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH) y la propia Harvard, están resucitando la investigación sobre los efectos terapéuticos de algunas drogas psicodélicas como el "éxtasis" y la psilocybina (ver entradas del 11 de octubre y del 30 de noviembre "Puro Sandoz" y "Nueva Neopsycodelia").

El Dr. Carlos Zárate Jr., Jefe de la Unidad de Trastornos del Ánimo y la Ansiedad, del NIMH, ha comprobado los rápidos y potentes efectos de la ketamina (Special K) al ser suministrada a individuos depresivos.

En otro estudio llevado a cabo por el equipo liderado por el Dr. Francisco Moreno, de la Universidad de Arizona, dieron psilocybina a pacientes con desórdenes obsesivo-compulsivos, los cuales mostraron una drástica reducción en los principales síntomas.

Investigadores de Harvard están estudiando cómo el "éxtasis" puede aliviar los trastornos de ansiedad. Mientras que la Fundación Beckley ha obtenido autorización para comenzar el que será el primer estudio en humanos utilizando LSD, desde los años 70.

El paladín actual de la lucha para convencer a las escépticas y prudentes autoridades de que permitan la investigación con estas drogas para su uso terapéutico, es otro Doctor de Harvard, Richard Doblin, fundador en 1986 de la Asociación Multidisciplinar para los Estudios Psycodélicos (MAPS), orientada a ayudar a los investigadores en estos temas para la obtención de financiación, así como al asesoramiento legal en los largos procesos, como el que ha permitido la realización de los actuales estudios con el "éxtasis", el cual ha durado dos décadas.

Es una estrategia totalmente opuesta a la que pusieron en práctica Leary y sus discípulos en los años 60 y 70. Con un historial plagado de conflictos con la justicia, escándalos, fugas, exilios y extravagancias de todo tipo.

Una de las más curiosas fue cuando, el 21 de enero de 1970, Leary fue condenado a diez años de prisión por tenencia de drogas. Al ingresar en la cárcel le hicieron unos tests psicológicos que se utilizaban para asignar a cada preso el trabajo más adecuado a sus aptitudes. Pero resulta que había sido el propio Leary el encargado de diseñar la mayoría de aquellos tests, por lo que le resultó sencillo responderlos de tal forma que dieron como resultado que se trataba de una persona muy conformista y convencional, con un gran interés por lo forestal y la jardinería. De forma que fue destinado como jardinero a una prisión de escasa seguridad, de la que escapó en septiembre de 1970.

Cuando le volvieron a detener, tras un periodo de autoexilio en Suiza, Austria, Líbano y Afganistán, fue declarado por el Presidente Nixon como "el hombre más peligroso de América". Fue condenado a 95 años de cárcel y se le confinó en una celda individual del Penal de Folsom (California). Allí escribió varias novelas futuristas como "Starseed" (1973), Neurologic (1973) y "Terra II: A Way Out" (1974).

Salió de la cárcel el 21 de abril de 1976. Durante los años 80 continuó consumiendo drogas en privado, hizo énfasis en la importancia de la colonización del espacio, el alargamiento de la vida humana, y profundizó en su teoría del modelo de consciencia con 8 circuitos, mediante la publicación del libro "Info-Psychology", con el seudónimo "SMI2LE", que significa: SM (Space Migration), I2 (Incremento de Inteligencia) y LE (Life Extension).

En los 90, Leary alternó con numerosos actores y actrices de Hollywood como Johnny Depp, Susan Sarandon, Dan Aykroyd y Winona Ryder. Asistía con frecuencia a conciertos de rock alternativo (fue memorable cierta tangana o "mosh pit" en uno de los primeros conciertos de Smashing Pumpkins).

El 31 de mayo de 1996 murió en un hospital de Los Ángeles aquejado de cáncer de próstata. Su muerte fue grabada en vídeo, si bien las imágenes nunca se han hecho públicas. Según su hijo Zachary, sus últimas palabras fueron algo así como: "Why not?"…"Beautiful".

El cuerpo de Timothy Leary fue finalmente incinerado. Siete gramos de sus cenizas, junto con los restos de otras 24 personas entre las que se encontraban el creador de "Star Trek", Gene Roddenberry, Gerard O´Neill (físico espacial) y Krafft Ehricke (científico de cohetes) fueron lanzados al espacio en un cohete "Pegaso" el 9 de febrero de 1997, permaneciendo en órbita durante 6 años hasta que finalmente se desintegró en la atmósfera.



Resuena en el sombrero: Psilocybe.- Tripwave (New York, 2006). El nuevo grupo de Dino Sorbello, ex-miembro de los Mad Violets (1982) y los Blacklight Chameleons (1986).

8 comentarios:

nancicomansi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nancicomansi dijo...

Terreno peligroso el de las drogas...supongo que una "previa" buena cabeza debe de ser fundamental para sacar algún provecho de la experiencia...tengo entendido se "ampilfican" los fantasmas de cada uno, temores, etc...de todos modos es un mundo fascinante...el uso que de cierto tipos de alucinógenos hacen ciertas tribus ( los indios de amazonas, por ejemplo...), cuyos efectos, supuestamente, les permiten "volar" lejos, a cientos de kilómetros, o la "suspensión" del tiempo por parte de indígenas australianos,con otras "sustancias" es, sencillamente, fascinante...
Buen tema, Mad...

Mad Hatter dijo...

Sí que es fascinante, y sí que hay que tener cuidado, porque los efectos son un tanto imprevisibles en cada persona.
Supongo que te referías a la "ayahuasca" o "soga de los muertos" que utilizan los chamanes amazónicos no tanto para "volar" lejos, sino para acceder a una dimensión o nivel espiritual en el que los espíritus de las plantas y de sus antepasados les "enseñan" a usar dichas plantas para curar a sus semejantes.
Pero bueno, parece que se abre una puerta a la esperanza para poderme curar de "lo mío" (je, je), a base de comer setas alucinógenas (Psilocybe) ¡Claro! Las setas tienen sombrero ¡Todo encaja!

Red River dijo...

Pues ya estás organizando una cuchipanda en tu rancho a base de setas de todos los colores y tamaños!

Que ya sabes que nos atrevemos a todo!

Carmen dijo...

Pues yo no sé si se puede decir.... pero me gusta el éxtasis. ¿Se puede? Drogas con cabeza para perderla un ratito...

atikus dijo...

Mi droga favorita es la founde de queso con un rioja, que te diga RR!!
de joven tenía otras sustancias, y con el tiempo me quitaran estas drogas también, entonces me quedara...¿que?
..el jurgol y el cine, digo yo...

Mad Hatter dijo...

Pero qué peligro tiene la Carmen!!!
Prepárate maja, porque seguro que la Guardia Civil tiene intervenido este blog y ya te habrán fichado.
Un día que estaba un poco "flou" (como diría Nanci) después de un concierto con los Rescuers, mis compañeros me echaron una pastilla de éxtasis en la copa sin decirme nada, ya que yo era muy reacio a tomar drogas (aquí donde me veis yo era muy formalito, era el "ingeniero-rockero" y como estaba estudiando tenia que cuidarme). Al ratito, me puse super borde, nervioso e incluso agresivo, hasta tal punto que me tuve que ir a casa.
Yo creo que mi hipotálamo segrega un exceso de endorfinas de forma natural y cualquier cosita que tomo me produce una sobrecarga.
Lo único que me sienta bien es el vino, la cerveza y el whiskey.
R.R ahora las únicas setas que hay son los perretxicos. A la próxima invitaremos a Doña Carmen para que nos tenga bien surtidos (je, je).

Carmen dijo...

Mmmmm... una invitación! Suena estupendo eso. A ver... pues nada habría que hacer la compra sin que falte nada de lo que has mencionado. Ah... me has dado una idea para contar experiencias!