miércoles, mayo 30, 2007

Cristales de Fuego


El extraño objeto que sujeta la mano de la foto de arriba, no es un trozo de raíz, sino una "fulgurita", una roca de vidrio formada por la arena al fundirse, siguiendo el camino de un rayo al caer en un suelo arenoso. Esta, concretamente, fue desenterrada por un testigo que observó un rayo caer en el suelo de Avra Valley, en el Desierto de Sonora (Arizona).

Los rayos pueden descargar en pocas centésimas de segundo hasta 2,5 millones de voltios. Al potente chispazo inicial, le suelen seguir otras veinte descargas muy seguidas que son las que producen la sensación de vibración o chisporroteo del destello o destellos.

En las últimas y devastadoras tormentas que se han producido en España durante la semana pasada, una persona murió en Galicia por la caída de un rayo. En Estados Unidos muere una media de cien personas cada año por este motivo. Sin embargo, la caída de un rayo sobre una persona no significa una muerte segura, ya que son muchas las que lo han podido contar. Especialmente increible fue el caso de Toy Trice, un jugador de football americano, de Maryland, al que un rayo le hizo un agujero en el casco, le quemó la camiseta y le voló las botas, se quedó tendido en el suelo sin respirar durante unos segundos, pero pudo ser reanimado allí mismo.

Los rayos son la única causa natural de incendios forestales, en España suelen suponer aproximadamente un 4% del total de los incendios que se producen en un año, aunque en la zona del Valle del Ebro (Rioja, Navarra y Aragón) hemos tenido años que han producido el 12% de los incendios forestales. En la foto de abajo, unos operarios, al fondo, están reparando la antena de comunicaciones de la Base de medios aéreos contra incendios forestales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, en el Aeropuerto de Logroño-Agoncillo, provista de pararrayos y balizas luminosas, que fue derribada por un fuerte vendaval el pasado invierno. En primer plano están los restos del pararrayos y de la baliza roja rotos.

Resuena en el sombrero: Un trueno.




* Por cierto, esta mañana ha habido un terremoto de 3,2 grados en la escala Richter, en la zona de Granada. No sé si vale como predicción (*), porque no ha sido en el mar, pero éste no queda lejos ¿No?

4 comentarios:

Carmen dijo...

En estas tormentas de la última semana hubo una, enorme, sobre nuestra casa. Mario estaba jugando en su habitación, pero le llamé y los dos nos quedamos en el salón, con las luces apagadas, viendo los rayos. Estaba granizando al mismo tiempo y fue alucinante. A ninguno de los dos nos da miedo una tormenta fuerte (claro, menos en casa, protegidos) y la disfrutamos juntos mirando a través del cristal. Las tormentas siempre me han atraido... y esta vez he comprobado que a él también.

* Y la predicción, creo también que vale... a ver qué más cosas pasan.

nancicomansi dijo...

Que bellas ramificaciones venosas en el cielo...transportan sangre de luz...

Futuro Bloguero dijo...

Gracias por estar ahí. Y una canción peste, pa ti...
Un rayo de sol Uo-o-o
Me trajo tu amor uo-o-o
a mi corazón uo-o-o

Sha-la-la-la-la la-la uo-o o

Perdona por el regalito, es que no se me ocurría otra con rayo.

Y que comentario más bonito de nanci.

Mad Hatter dijo...

Ya sabía yo que a una siniestrilla com tú le gustarían las arañas, las serpientes y las tormentas con rayos y truenos, Carmen Sioux.

Nanci, breve pero sublime, como siempre. Es todo un lujo poder contar con una poetisa como tú.

Gracias F.B., la intención es lo que cuenta, aunque yo hubiese preferido algo de Johnny Thunders (je, je).