lunes, mayo 11, 2009

Jardines, estanques y manjares del Edén




Una planta muy común en Europa es la Cardencha (Dipsacus fullonum), un cardo de gran tamaño que suele vivir en cunetas, prados abandonados, barbechos y solares. Florece en curiosas bandas horizontales de florecitas moradas que van ascendiendo por su pinchuda inflorescencia oviforme. El nombre le viene porque dicha inflorescencia, una vez seca y endurecida, se utilizaba antiguamente para cardar la lana.

Por estas fechas, la Cardencha comienza a elevar sus tallos sobre su gran roseta basal de hojas. Las bases de las hojas están unidas formando una especie de bolsa en la que, después de los chubascos, se acumula el agua formando pequeños estanques elevados en los que suelen ahogarse algunos pequeños insectos (ver segunda foto). Se cree que las plantas carnívoras que capturan a sus víctimas valiéndose de recipientes rellenos de líquido, como las Sarracenias o las Plantas jarro (Nepenthes), evolucionaron a partir de formas similares a las adoptadas por la Cardencha, que completa su siniestro aspecto recubriéndose con numerosas espinas.

A mediados de mayo, también florece una planta mucho más delicada, bella y escasa, se trata de la Orquídea púrpura (Orchis purpurea), provista de racimos de flores de color violeta, púrpura y blanco, cuyos labelos tienen forma de monos vestidos con pantalones bombachos de amplias perneras y diminutos rabitos (pinchar en la primera foto para ampliar).

Y para completar estas maravillas primaverales, las lluvias combinadas con las cálidas temperaturas, ese bochornillo tan típico de estas fechas, también nos ha traído las primeras setas de la temporada, los codiciados Perretxicos, Sedas, Setas de San Jorge, Setas de Sant Jordi, Moixerós o Moixernós (tercera foto), que por todos estos nombre se conoce a los cuerpos fructíferos del hongo basidiomiceto Calocybe gambosa, el cual vive en pastizales húmedos sobre suelo calizo, frecuentemente cerca de arbustos como endrinos, rosales silvestres, espinos y zarzas. Si bien este hongo no se asocia con las raíces de las plantas, no forma micorrizas con ellas, sino que vive de forma saprófita descomponiendo los restos y la materia orgánica que se acumula en el suelo de estos pastizales.

Los preparé rehogados en aceite de oliva con cebolla y un poco de sal ¡Qué aproveche!

Fotos by Mad Hatter.

17 comentarios:

Le Mosquito dijo...

Me quedo con los monos y sus bombachos.
¡Increíble!

Que nadie se vaya de aquí sin ampliar la foto, recomiendo.

Y tienen caras, y ojos, y bigotes, y sacan la lengua. Qué bueno.

F. Ugía dijo...

Muy bonitas las Orquídeas. Por estas tierras no tenemos la suerte de verlas. Tampoco he visto nunca las Setas de San Jorge, tan apreciadas, y consideradas de las mejores.
Este año tenemos por aquí una primavera muy pobre en setas. Ha llovido bastante en abril, pero como dicen "los viejos", no hubo el cambio de luna adecuado después de esas lluvias.
Saludos desde el Cerro del Hierro

Mad Hatter dijo...

Cierto "Mosqui", muchas gracias por tu imaginativa y enriquecedora mirada. Hay otras orquídeas (género Ophrys) cuyos labelos tratan de imitar el cuerpo de abejas y hembras de otros insectos, feromonas incluidas, para que acudan los machos y éstos, al tratar de aparearse con las falsas hembras, polinicen las flores. Pero, viendo los labelos de esta Orchis purpurea, uno se pregunta ¿Por qué tendrán esa forma y esos colores? Quizás, sencillamente, a los insectos también les resulte divertido ver de cerca a esos monos burlones vestidos con bombachos de brillantes y exóticos colores. Quizás sea el delicioso néctar que guardan en esos profundos saquitos blancos que forma el tépalo trasero de la flor (nectario), o será quizás algún potente aroma de atracción sexual (feromona) que nosotros no podemos detectar?

Gracias por la visita Fernando, quizás algún día podamos hacer un intercambio Norte-Sur de perretxicos por gurumelos (Amanita ponderosa), una seta que nunca he probado y por aquí no hay. Muy interesante eso que dices de las lunas.

Abrazos para los dos.

Mad Hatter dijo...

A, obsérvese también como a la caracola que está junto a los perretxicos se le salen los ojos de las órbitas. No puede creerse su suerte al aparecer junto a semejantes manjares ¡Ummmmmmmm!

Le Mosquito dijo...

Sí, sí, ya conocía de los recursos de las flores para atraer insectos.
Gracias por afinar en la explicación.
No me había fijado en el caracol. Parece tan expresivo como lo describes.
:)

a-escena dijo...

Jajaja. La ampliación de la foto de la orquidea ( preciosa, por cierto ) no tiene desperdicio. No os habeis fijado que tienes gorrito y algunos nos hacen burla?. Qué graciosos!!!.

Mad Hatter dijo...

Ja, ja, ja! Caracoles extasiados, flores que parecen monos burlones con gorrito y bombachos, estanques colgantes, me está quedando una entrada la mar de "Wonderland" ¡Gracias a todos vosotros!

El futuro bloguero dijo...

Empiezo a creer que repartiste una ración de esos hongos alucinógenos a los comentaristas.

En el mas puro estilo Mosquitiano, a todos los que véis monos con pijama y gorro tipo la casa de la pradera, sacando la lengua o guiñando ojos....

Arrepentíos!!!


Me ha encantado.

Mad Hatter dijo...

Los perretxicos no tienen ni rastro de sustancia alucinógena alguna, "FutBlo", tienen un aroma muy característico que suelo describir como una mezcla entre harina de trigo y plastilina que no es del agrado de todo el mundo. Es una seta con textura consistente y al ser de las primeras de la temporada se come con ganas, pero lo cierto es que a mi me gustan más muchas otras setas.
En Vitoria hay un restaurante que paga una fortuna por los primeros perretxicos del año, de manera similar a lo que sucede con el primer salmón, "El Campanu", en Asturias.
Estoy de acuerdo en que realmente son monos con pijama, ja, ja!
Un abrazo.

El futuro bloguero dijo...

Ya lo sé tonto, es que me quería echar unas risas, después de haber pasado el trago de lo de Antonio Vega, pobrecito.

Mad Hatter dijo...

Sí, ya me he enterado, lo de Antonio se veía venir, el hombre se iba apagando poco a poco, pero no por ello deja de ser un duro golpe.
Ánimo y un abrazo.

WODEHOUSE dijo...

Creí que la temporada de setas estaba limitada a los meses de otoño...Lo que somos setas, nos complacemos de serlo todo el año.
un superbesazo gigante. No te veo ya!!!

Mi acapción de seta=antideporte.

Carmen dijo...

Pero qué simple me siento... y que me dan ganas de comérmelos!!!

Mad Hatter dijo...

Lo único que limita el crecimiento de las setas es el frío y la sequía. Si bien es cierto que hay más especies que fructifican en otoño que en primavera o tras las tormentas de verano. Otra seta primaveral muy buena es la Colmenilla o Múrgulla. Pero eso es algo que una veterana en el blog como tú, ya debería saber, "Wood".

¡Que aproveche Carmen!

Le Mosquito dijo...

Futblo cucamoneó:

Ya lo sé tontoHuy huy... Así empezaron unos vecinos míos que ahora van juntitos al carrefur.

:)

atikus dijo...

Anda que como esta la peña aqui pasa de la tortilla y se lo fuman todo...panda de viciosos!!

saludos ;)

Padre Mundina dijo...

¡Qué preciosas flores!¡Qué maravillosa obra de Dios!
Y, hablando de monos, me viene ahora un chiste que contó el otro día en la tele mi amigo Arguiñano:
"Era la primera misa que daba el nuevo párroco del pueblo, por lo que había cierta espectación por parte de los feligreses y ciertos nervios por parte del cura. Este abre el misal y dice muy solemne: "¡Siete monos!". A lo que los feligreses se quedan extrañados y reaccionan con murmullos: "Mmmmbrrrbrrrr ¿Pero qué dice este?". El cura se da cuenta y vuelve a leer con inseguridad: "Setenta monos". Feligreses: "Mmmmmbrrrrbrrrr ¡Jopeeeé!".
Cura: "Setecientos monos". Felig.: "Mmmmmmbrrrbrrr ¡Este tío está loco!".
Cura: "Sietemil monos".
Felig.: "Mmmmmbrrrrbrrrr ¿Pero qué cachondeo es este?
Finalmente, el cura se pone las gafas, acerca la cabeza al misal y afirma con templanza y seguridad: "¡Sentémonos!".