jueves, enero 08, 2009

Make My Day




El 2009 comienza con un nombre, "Clint", el nombre de ese gran artista que es Clint Eastwood, quien empezó como actor encasillado en papeles de tipo duro, primero como aquel lacónico "Hombre sin nombre" de la "Dollars trilogy" de Sergio Leone, el rey del spaghetti western de los años 60, y luego como policía justiciero y sin escrúpulos, cuando protagonizó la saga que Don Siegel inició en 1971, encarnando al famoso "Harry el Sucio". Siegel continuó con otro western, "Two mules for Sister Sara", protagonizado por Eastwood en compañía de Shirley MacLaine, con aquel excelente e inolvidable papel de monja.

1971 fue un año decisivo en la carrera de Clint, ya que fundó su propia compañía productora, "Malpaso", con la que tomó el control artístico de sus películas y se estrenó como director en "Play Misty for Me".

En 1975, dirigió y protagonizó "The Eiger Sanction", que se ha convertido en una película de culto para los escaladores, ya que el propio Eastwood practicaba este deporte de riesgo.

En 1979, protagonizó uno de sus grandes papeles, encarnando a Frank Morris en la película "La Fuga de Alcatraz", basada en hechos reales.

Los 80 trajeron aquella gran revisión del western que fue "Pale Rider" (1985), que fue premiada en el Festival de Cannes. Así como la quinta y última película de Dirty Harry, "The Dead Pool" (1988), que fue un éxito de taquilla pero obtuvo malas críticas.

Uno de sus papeles más inolvidables fue el de aquel fotógrafo del National Geographic en "Los Puentes de Madison" (1995), junto a una magnífica Meryl Streep.

En 2003, con "Mystic River", fue nominado a los Oscars como mejor Director. Pero no fue hasta el 2005, cuando consiguió cuatro estatuillas con su genial "Million Dollar Baby", que ganó el Oscar a la mejor película y al mejor Director.

En 2007, consiguió la proeza de meter dos películas entre las candidatas a los Oscar, con su doble entrega sobre la batalla de Iwo Jima: "Banderas de Nuestros Padres" y "Cartas desde Iwo Jima", la versión desde el lado japonés, que estuvo nominada a cuatro Oscars, de los que sólo se llevó uno a la mejor edición de sonido.

Y este año, Mr. Eastwood vuelve a la carga en la pugna por los Oscars con otras dos películas: "El Intercambio", protagonizada por Angelina Jolie, y "Gran Torino", protagonizada y dirigida por el propio Eastwood, quien encarna a Walt Kowalski, un veterano de la Guerra de Korea, viudo, gruñón y racista, que recuerda mucho a su último personaje, aquel viejo entrenador de boxeo que no quería preparar a una mujer, en "Million Dollar Baby".

El "Gran Torino" es un coche del 72, que simboliza sus días como trabajador en la planta de Ford. Kowalski también es inseparable de su rifle M-1, símbolo de sus días en el ejército, un arma que el propio Eastwood también aprendió a manejar, montar y desmontar en el ejército.

"Gran Torino" supone un paso más en la carrera artística de Eastwood, ya que éste también ha compuesto la música de la película. Definitivamente, este hombre es un pedazo artista de lo más completo.

Y, hablando de música, el nombre de "Clint" es el que ha escogido un grupo madrileño de música instrumental, a medio camino entre el spaghetti western, el lounge y las composiciones cinematográficas de Lalo Schifrin, Roy Budd, Hugo Montenegro o Fausto Papetti, y entre cuyas influencias figuran Ennio Morricone (un recuerdo aquí también para mis queridos Hacienda Brothers), Nirvana, Beatles, Jackie De Shannon, Bobby Darin, Dick Dale, Wilco, The National, Mojave 3, Jack Nitszche y The Ronnetes.

El grupo está formado por el percusionista "Harry Callahan"; "Harry El Ejecutor", a las guitarras, bajo y mandolina; "Harry El Fuerte", a los teclados, la trompa y la trompeta; y "Harry El Sucio", a las guitarras, bajo y teclados.

Su música recupera ese gusto cinematográfico por las trompetas, trompas y otros metales de sabor fronterizo, mariachi y hasta taurino, como ponen de manifiesto en canciones como "Negro Zaíno Derrotando en Tablas" (si bien no son nada aficionados a la "Fiesta Nacional" y únicamente les hizo gracia asa jerga taurina tan expresiva). Así como esos evocadores carillones y campanas patibularias, tan características de los westerns.

Su segundo trabajo, recién publicado, se titula "Los Tipos Duros También Bailan", que retoma el camino iniciado en 2005, con su disco de debut, "Alégrame el Día", y actualiza algunas partes del score que prepararon para la película muda "Berlín: Sinfonía de una ciudad" (Walter Ruttman, 1927).

Se trata de un disco mucho más rico y complejo que el anterior, donde instrumentales llenos de matices, rock fronterizo, trompetas lastimosas, guitarras punzantes, arreglos orquestales y percusiones exquisitas, se entremezclan con continuos guiños. Desde el infaltable "Dirty Harry", mediante la voz de Constantino Romero (encargado de doblar a Clint Eastwood al castellano); a clásicos como el "Love Theme", compuesto por Nino Rota para "El Padrino" de Francis Ford Coppola, aquí revisitado como "Il Padrino".

Un trabajo que pasa de recordarnos a Calexico, en "Los Tipos Duros También Bailan"; los primeros Tindersticks, en "No es Nada Personal"; o el surf de los Ventures, en "Rockanroleza Muerta"; para a continuación, remitirnos al Tom Waits más circense, con "Toma 15.000"; a Ennio Morricone, en el "Ocaso y funeral de Morris"; o al mismísimo John Barry, en "El Hombre que Apuntaba a Todo" y "Se valora el silencio".

Seguro que si algún día se deciden a fichar alguna cantante, ésta se llamará "Magnum" o quizás "Make My Day". En cualquier caso, me parecen unos músicos fabulosos que ponen unos títulos muy ingeniosos y divertidos a sus geniales composiciones.

Resuena en el sombrero: "Il Padrino".- Clint (Madrid, 2008).


8 comentarios:

Carmen dijo...

Qué bien se deja escuchar esta música... y mira que a mi no suelen gustarme las canciones sin canto si exceptuamos la clásica. Pero Mad no nos iba a recomendar cualquier cosa! Y del actorazo... pues que me gusta más cuando dirige. No le he tenido aprecio siempre, me gusta más su trabajo maduro, de hombre curtido más allá de las miradas... Besossss

Mad Hatter dijo...

Gracias Carmen.
A "Clint" los escuché ayer por la tarde en Radio 3, creo que van a tocar próximamente en Madrid.
Por cierto, recordar también que este sábado tocan en la sala "El Sol" de Madrid, una vez más, mis queridos Cynics. Baby What´s Wrong With Me???
Mr. Eastwood, pues es un actorazo, un directorazo y un musicazo.

Lula Fortune dijo...

Ante todo ¡¡¡Feliz 2009, vaquero!!! Bueno, o padre Espino, que después del cambio de look a peregrino y lo del fantástico papel de monja de Mc Laine...no sé, no sé. Te recomendaría una diseñadora que conozco, a ver si te renueva esos aires monjiles ja, ja, ja.
Coincido con Carmen en lo de preferir a Clint director. La de "Cartas desde Iwo Jima" y "Banderas de nuestros padres" me parecen sublimes. Pero es que cuando lo veo se me viene a la mente aquello de: "como alambre de espino y meo napalm"... que decía en "El sargento de hierro" y me da un poco de repelús.
La última de "El intercambio" me pareció correcta sin más, no llegó a emocionarme (es que no soporto a la Jolie, es problema mío).
Besitos castos en la tonsura.

desconvencida dijo...

Adoro a Eastwood... con él aún perdura algo del cine clásico que tanto me gusta, dentro del páramo del cine actual...

No he escuchado a Clint pero seguiré tu recomendación!

WODEHOUSE dijo...

Clint Easwood siempre me ha gustado mucho como actor y me sorprendió cuando se pasó a la dirección con tan buenos resultados.
Los puentes de Madison es la peli favorita de muchas mujeres, pero no la mía. No,no.
El Intercambio, qué cosa, te acabo de dejar en mi blog algo al respecto de esta peli. Lo mejor es la dirección, desde luego. Lo peor, el argumento y la Jolie todo el tiempo llorando que se nota que no es real , esquelética y para de contar. Está tan fria que no te la crees. la fotografía, ambientación, y dirección con planos muy buenos, lo mejor.
Una peli de las que les gusta a los americanos con todos los ingredientes ad hoc: un asesino, unos polis que investigan, juicio, cárcel, manicomio, corrupción, fondo electoralista, melodrama, niños, madre coraje, etc...Es ya un éxito seguro.

Mad Hatter dijo...

Feliz año Lula, menudo sambenito me ha caido con lo del "Pájaro Espino", aunque he comenzado el año con un cambio de imagen importante.
A mi también me gusta más Eastwood como director. No me gustaba mucho "Dirty Harry", pero en los westerns estaba genial. De acuerdo, era poco expresivo ¿Y qué?Aunque no he visto "El Intercambio" me han dicho que es muy triste y lacrimógena.

No te pierdas a los "Clint", "Descon". Estoy de acuerdo con Carmen en que un concierto entero de música instrumental puede cansar un poco, pero estos chicos resultan bastante entretenidos. De acuerdo, no cantan ¿Y qué?

"Wood", estoy de acuerdo, la Jolie es un poco fría, a lo mejor ese peinado tampoco es que le quede demasiado bien, pero... ¿Y qué?

WODEHOUSE dijo...

Y qué?. eso digo yo, ¿y qué de qué?

Mad Hatter dijo...

No pienso permitir que siempre tengas que ser tú la que diga la última palabra en todos los comentarios, "Wood".
¡Hay que ver cómo sois las mujeres!¿Eeeeeh?