lunes, enero 12, 2009

Frágil como el hielo





El otro día, cuando me dirigía al trabajo, por la mañana temprano, sufrí un percance en la carretera. Al atravesar un tramo donde había una fina capa de nieve muy helada, el coche patinó, comenzó a dar bandazos, hasta que perdí totalmente el control, dio un trompo de 360º, rebotó con el parachoques trasero en un quitamiedos y finalmente quedó cruzado en la carretera, tras pasar a un pelo de un coche que venía de frente. Milagrosamente, ni a mi ni al coche nos pasó nada. Pude arrancar de nuevo y llegar hasta la oficina muy despacio, tardé casi una hora en hacer doce kilómetros.

Este incidente me hizo reflexionar sobre la fragilidad de la vida, las cosas que realmente son importantes y en esa relación de amor-odio que mantenemos con los automóviles, tanto la sociedad en general, como el mundillo de la música popular, en particular.

Curiosamente, hace un rato, mientras regresaba a casa conduciendo de nuevo, Charlie Faber ponía en Radio 3 un tema instrumental de los "Giant Sand", titulado "Vanishing Point", incluido en el disco "You can never go fast enough" ("Nunca puedes ir demasiado deprisa", 2003), una recopilación de canciones de varios artistas que rinden tributo a la legendaria película "Two-Lane Blacktop".

Esta película, está considerada como una de las mejores "road movies" de todos los tiempos, a la cual rinden culto los fans de la mítica "Ruta 66". Fue dirigida en 1971 por Monte Hellman. Se caracteriza por sus escasos diálogos y por sus numerosas tomas hechas desde una cámara colocada en los bajos de un coche, a ras del asfalto, viendo pasar las líneas discontinuas de la carretera a toda velocidad.

También se caracteriza porque los personajes principales carecen de nombre, y se refieren a ellos como "El Conductor" (James Taylor), "El Mecánico" (Dennis Wilson) o "La Chica" (Laurie Bird), mientras que el papel del conductor rival está interpretado por Warren Oates.

La película versa, básicamente, sobre unos jóvenes que se plantean ir desde California hasta Washington D.C. en su "55 Chevy 150", viviendo del dinero que consiguen compitiendo en carreras de coches callejeras. En su viaje atraviesan pequeñas ciudades de los Estados de California, Arizona, New Mexico, Oklahoma, Arkansas y Tennessee, ya que la película finaliza antes de que ninguno de los protagonistas consiga llegar a Washington D. C., y la chica acaba yéndose con un motorista (dichosas motos).

La banda sonora de la película incluye temas de Rock, Folk, Blues, Country, Bluegrass y R & B, con canciones como "Moonlight Drive" de los Doors; la tonada folk tradicional "Stealin", interpretada por Arlo Guthrie; y la versión original de "Me and Bobby McGee", cantada por su autor, Kris Kristofferson. Curiosamente, ni James Taylor ni Dennis Wilson contribuyen en modo alguno con la música.

Dennis Wilson (el barbudo de la última foto), fue fundador (junto con sus hermanos Brian y Carl) de los famosos "Beach Boys", con quienes tocó la batería y fue el único miembro del grupo realmente surfista. Llevó una vida bastante ajetreada, con cuatro matrimonios y fue gran amigo de Charles Manson (antes de cometer sus crímenes), quien, incluso, estuvo viviendo con él en su casa durante una temporada. El 28 de diciembre de 1983, murió por abuso de alcohol en Los Ángeles.

En fin, cuidado con los coches, con la velocidad, con el hielo, con el alcohol, con el frío y con el gas, que también da bastantes sustos. La vida es muy frágil, tan frágil como un cristal de hielo, sobre la carretera o dentro de una copa.


15 comentarios:

nancicomansi dijo...

Mira que no conocía la película, y eso que tiene una "pinta" buenísima...y eso que a mi los coches...como que ni fú, ni fa...
Es que esta estética un poco desvalazada y tejanera me encanta...

Mándame la factura, anda ;)

Mad Hatter dijo...

Por lo visto, esta peli es la favorita de Bruce Springsteen.
En cuanto a la factura, me la he debido dejar en el bolsillo trasero de los tejanos que eché ayer a lavar :(

WODEHOUSE dijo...

Supongo que tu percance fue el famoso "viernes blanco" pasado. A nosotros nos dieron dos veces por detrás también por la misma causa. Aquí en Madrid los coches circulaban a ritmo de vals en plan "holyday on ice". Menos mal que no te pasó nada!
Donde esté una moto, baby, que se quite lo demás.
Es uno de mis sueños: Hacerme la Ruta 66 recorriendo toda la costa oeste, todos los que lo han hecho repitirían.

Mad Hatter dijo...

Pues sí, fue el "viernes blanco", tuve mucha suerte. Me sorprendió porque nunca antes había visto que no hubiese nieve en la Sierra y sí en cambio en el Valle y más en La Rioja Baja que en La Rioja Alta, realmente extraño ¿Verdad?
Pero la "Ruta 66" no recorre la Costa Oeste, sino que va desde Chicago a Los Ángeles, casi 4.000 km.
¡"Wood" motera!

eva al desnudo dijo...

Estos percances que suceden en poquísimos segundos hacen que pase la vida entera por delante de los ojos tan rápida como un rayo.
Menos mal que no pasó de un susto!

Me encanta esta estética de carreras de coches medio macarrilla y engrasada, una de mis favoritas es la carrera de Grease, buah, es que me encanta Rizzo bajando la bandera con tanta sensualidad y fuerza.

¿Sabes que el coche que mi adorado Steve McQueen utilizó en la peli "Le Mans" salió a subasta con un precio inial de dos millones de dolares?? Fuiuuuuuu!

MUÁ!

WODEHOUSE dijo...

Entonces es la costa Este. Sé que llegó a ser la principal vía comercial y turística en su momento, sin la cual algunas zonas de EE UU quedarían aisladas. Bueno, más aisladas de lo que estaban de por sí...
Pues sí llegué a ser una excelente "paquete" en su día. Todo fue sin pensarlo, de pronto todos mis amigos incluyendo mi mejor amiga de siempre se compraron motazos así como a la vez, una fiebre!. Ma´s de un tortazo bajando la cuesta de Serrano ya nos hemos dado cuando llegaba tarde a decoración con mi carpeta gigante subida en la moto de teresa. que tiempos!

Mad Hatter dijo...

La sensación de estar dentro de un coche que gira sin control, sin poder hacer nada, esperando un golpazo en cualquier momento, es muy difícil de describir, se siente a la vez miedo, mareo, desorientación, impotencia y esperanza. Son décimas de segundo que parecen horas.
Rock´n´roll, coches y chicas siempre han estado muy relacionados, recuerdo un par de entradas sobre ello, con música de fondo de "Du-duá".
Claro que lo sé, muñeca. De hecho terminé comprándolo yo por tres milloncetes del ala y lo tienes aparcado debajo de tu casa, esperandote para dar una vueltecita ¡Que passssa ssschata! Para macarrilla un menda, que cuando le sale a uno la vena pichi del foro, no veassss...

Mad Hatter dijo...

Y hablando de chulapas riojanas del foro, por aquí aparece "Wood", en plan pija-moddy, bajando a todo trapo por la calle Serrano, de paquete en una vespa.
Pues no, "Wood", me temo que no es una imagen que pegue mucho con devorar millas a bordo de una Harley por la "Route 66", POR MEDIO de los USA (¡Qué manía con las costas!).
En fin, ya sabéis de mi aversión a las motos.
Si no que se lo digan al piloto español que cascó ayer en el "París-Dakar-sudamericano" (que manda güevos también no haber sido capaces de cambiar el nombre).

eva al desnudo dijo...

No queria contarlo pero sé lo que se siente cuando pierdes el control en décimas de segundo. El primer tortazo fué con la Vespa y sin casco y el segundo recién sacado el permiso de conducir, con un coche que no era mío En el primero perdí el conocimiento y no me enteré de nada pero en el del coche fuí consciente de todo y lo pase muy pero que muy mal.

Gachi! no sabes las ganas que tengo de subirme en tu buga...

Mad Hatter dijo...

¡Pobreta!
¡Ten cuidado, cariño!
¡Yuhuuuuuu!

"I got chills they´re multiplyinig
And I´m losing control
Cause the power you´re supplying
It´s electrifying!

You´re the one that I want, ho, ho, ho, honey!
The one that I need. Oh yes indeed!"

Letra del "You´re the one that I want" de la banda sonora de "Grease", que te traduzco:

"Tengo escalofríos que se multiplican, y estoy perdiendo el control, debido a la potencia que me suministras ¡Es electrificante!
Tú eres la que yo quiero, la que yo necesito. Oh sí, ciertamente!"

xnem dijo...

Hay sustos que despiertan.
Buen año señor.

El futuro bloguero dijo...

Bueno chicos, leyendo los comentarios, veo que el único hielo es el que te hizo derrapar.

Me alegro de que no hubiera consecuencias graves...

Abrazos

Curioso, palabra de verificacion; INGENTE

Mad Hatter dijo...

Sí que despiertan, sí. Buen año "Xnem", pero haz el favor de no llamarme "señor". Gracias.

Abrazos, "Futuro padre del Presidente de la Comisión Europea". Mi corazón está muy descongelado, sí.

WODEHOUSE dijo...

Bueno, pero como sabes que era una Vespa, si no lo menciono, acaso eres brujo???
No tenía más remedio que bajar por Serrano o por la Castellana porque mi escuela (o sea) estaba en la calle Claudio Coello, entre Ayala y Hermosilla. Qué culpa tengo yo?
Bueno, por seguir con las Costas me conformo con ir en moto por la costa del Sol :)

Pero después mi amiga Teresa cambió de moto y se compró una Suzuki muy chula, pero se la robaron del garaje...ohhh!
Besazos!!!

Mad Hatter dijo...

Un poquito brujo, si soy, sí, bueno y también que tú eres un poco mod "Wood" ¡Confiésalo! Tanto ir a los conciertos de Paul Weller y tal.
Vale, retiro lo de pija (era broma).
Y dile a tu amiga Teresa que no se le ocurra hacerse la "Ruta 66" con una moto japonesa.