jueves, diciembre 11, 2008

LA MUERTE DEL SOUL


No sé por qué, pero siempre que nieva me da por escuchar "Soul”. Esta misma mañana casi no he podido llegar al trabajo debido al estado de la carretera, cubierta por una fina capa de nieve, y mientras miraba con atención la calzada para no perder las negras rodadas en marcado contraste con el manto blanco, bajo la tenue luz del amanecer ¡Milagro! En la radio aparece la cálida y serena voz de Juan de Pablos (en una sección incluida en un programa de Radio 3 distinto al suyo, “Flor de Pasión”) para recordarnos que hoy hace exactamente 44 años que murió el creador del “Soul”, el apuesto cantante afroamericano Sam Cooke.

¡Qué bonita metáfora! Seguir el rastro negro, las negras rodadas sobre la carretera cubierta de blanca nieve, mientras escucho las mejores voces negras del “Soul”, en el mundo blanco de las montañas riojanas.

Sam Cooke murió a los 33 años tiroteado por la dueña de un motel de Los Ángeles. La cosa no está muy clara, pero, según parece, debió ser algo así. Resulta que la compañía discográfica de Cooke, la “RCA Victor”, había organizado una de esas fiestas de empresa prenavideñas. Al terminar, Sam se fue con una dama al “Hacienda Motel”, pero, en el último momento, la señora, que al parecer estaba casada, debió arrepentirse de su infidelidad y salió corriendo dejando plantado y muy excitado al pobre Cooke, quien la persiguió saliendo corriendo en calzoncillos hasta la recepción del motel, donde la dueña, Bertha Franklin, le llamó la atención por semejante espectáculo. Sam, que a pesar de que iba ligerito de ropa debía ir muy caliente, se mosqueó y se dirigió hacia Bertha de un modo amenazador y agresivo, ante lo cual la Sra. Franklin, que debía ser de armas tomar, sacó un revolver del cajón del recibidor, le disparó dos tiros y se lo cargó.

Bertha Franklin resultó absuelta en el juicio, al considerar el juez que se trató de un homicidio justificado, en defensa propia. Sam Cooke fue enterrado en el “Forest Lawn Memorial Park Cemetery” de Glendale (California).

Tras su muerte aparecieron grabaciones como “A change is gonna come”, una de las primeras canciones protesta, que está considerada como una de sus mejores composiciones.

Tras la muerte de Cooke, su viuda Barbara Cooke, se casó con Bobby Womack, y más tarde su hija Linda lo haría con el hermano de éste, Cecil Womack.

En 1986, pasó a ser miembro del “Rock Hall of Fame”, siendo así ratificado como uno de los músicos más influyentes de la música moderna.

Resuena en el sombrero: “A Change Is Gonna Come”.- Sam Cooke (Los Angeles, 1964).

14 comentarios:

WODEHOUSE dijo...

Era uno de los más grandes, que murió en lo mejor de su carrera. Me da tanta rabia cuando todos estos tan grandes se mueren en esas circusnstancias tan surrealistas...ninguno moría bien, todos eran muertes violentas, disparos, suicidios, accidentes de avión hubo varios, qué vida más trepidante la que llevaban.
Le encanta a Juan de P. dar este tipo de necro´logicas con todo lujo de detalles, lo vive y lo disfruta. Es un encanto.

Mad Hatter dijo...

Es cierto "Wood", parece lógico que unas vidas tan intensas acaben de forma brusca y repentina. Parece como si, consciente o incoscientemente, buscasen incrementar la leyenda, el mito y el morbo de su figura con su forma de morir.
En el caso de Cooke, parece que no estaba del todo claro si los disparos los hizo la dueña del motel o el marido de la señora.
Últimamente, Don Juan de Pablos sale hasta en la sopa, creo que incluso hay una asociación que propone su beatificación (je, je).

desconvencida dijo...

Desde luego vaya manera más absurda de morir... toda una pena.

WODEHOUSE dijo...

Si, si, algo he oído sobre eso.
Cuando no era tan conocido fuimos muy amigos. es un sol. Alguna vez que nos hemos cruzado en el Siroco( su segundo hogar) y en diversos sitios nos saludamos, es un solazo. Lo admiro muchísimo.

Mad Hatter dijo...

Pues sí, "Descon", nunca se sabe donde nos puede acechar la muerte, en la recepción de un motel, en un hueso de aceituna, en una avispa que se cuela por la ventanilla del coche, en un beso inoportuno, etc, etc...

Mad Hatter dijo...

Osea "Wood", que estás en la asociación para la beatificación de Juan de Pablos, un señor muy humano y entrañable, por otra parte ¡Madre mía de las cosas que se entera uno!

WODEHOUSE dijo...

Le estoy haciendo el "halo" en plexiglás amarillo fosforito, pero...shhh...

frikosal dijo...

Estupenda entrada, me encantan sus canciones. Que manera más tonta de que te maten en defensa propia.

Mad Hatter dijo...

Gracias "Friko", ya ves, si es que las mujeres tienen mucho peligro!!!

Lula Fortune dijo...

Genial la canción!!! ¿Qué tal va todo ,vaquero? perdón, quiero decir padre Espino.
Besotes malísimos y abrazos dulces.

Maite dijo...

hola sr. mad, todo iba bien hasta el comentario que tengo justo encima!!!
bueno, va haré como que no lei nada,bromas aparte... fantastica entrada, tengo escogida una foto de Sam Cooke para una entrada futura.
un besito nada peligroso

Mad Hatter dijo...

¡Hala!¡Hala! Si es que no se puede decir nada sin que salga una "malísima" y otra "nada peligrosa" a poner el punto sobre la i. Es broma ¡Gracias "hermanas"!

El futuro bloguero dijo...

Uno nunca piensa en cómo pudo morir alguien que te ha emocionado tanto.

Qué cosas.
Qué tontería.

Abrazos colectivos. (pa tos los comentaristas)

Mad Hatter dijo...

De tontería nada, querido "Futuro cantante de Soul"... y de Gospell ¡Aleluya! (plas, plas) ¡Por fin es viernes! (plas, plas) ¡Abrazos y buen finde pa tós! (plas, plas) ¡Aleluya hermanos! (plas, plas) ¡Que Dios os bendiga! (plas, plas y plas).