sábado, diciembre 16, 2006

En La Rioja nací


Hoy se cumple el 25 aniversario de la muerte en Madrid del gran Pepe Blanco, famoso cantante de copla, cuyo apogeo coincidió, por mera coincidencia histórica, con el de la dictadura militar de Franco. Nacido en la calle Ruavieja del casco viejo de Logroño, fue el autor de piezas tan conocidas como "Cocidito madrileño", "¡Ay, mi sombrero!", "El farolero", "El granate", "En La Rioja nací", "Entre dos corazones" o "Amor que viene cantando".
Antes de dedicarse profesionalmente a la canción, trabajó como taxista en Logroño, donde era conocido como "Marchenita", por las buenas imitaciones que hacía del cantaor Pepe Marchena.
En el año 1944 grabó su primer disco, un año después actuó en varias compañías, hasta que dió con su alma gemela, Carmen Morell, con la que formó en el 46 compañía como empresario. La pareja se mantuvo en lo más alto del escalafón popular hasta el año 61.
Pepe Blanco llegó a grabar más de 180 canciones, tanto en solitario como con Carmen Morell, junto a la que también rodó tres películas.
Aunque he de reconocer que la copla no me va mucho, he querido hacer este pequeño homenaje a este riojano, paisano y cantante, por representar un vínculo más entre Madrid y Logroño, las dos ciudades en las que he pasado la mayor parte de mi vida.
Siguiendo con la línea de los últimos días en torno a la esperanza, el amor, el solsticio de invierno y la Navidad, también quiero recordar que el lunes 18 de diciembre se celebrará la festividad de la Virgen de la Esperanza, Patrona y "Alcaldesa" de Logroño, cuya imagen, una talla de comienzos del siglo XIV, reside en la Iglesia de Santiago el Real. Debiendonos felicitar por la reciente recuperación, el pasado jueves día 14, de la corona del Niño, que fue sustraída hace poco y que ha sido finalmente localizada en un domicilio particular por efectivos de la Guardia Civil.
¡Esperanza y muérdago, de nuevo queridos hermanos!
Por cierto, cuando hablé del muérdago se me olvidó mencionar que su nombre proviene del latín "mordere" (morder), así que cuidadito con lo que mordeis, que el turrón está ya muy duro para nuestros dientes y es mejor dedicarse a cosas más suaves.
¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo a todos!
Resuena en el sombrero: "Entre dos corazones".- Pepe Blanco (Madrid, 1946).

5 comentarios:

Red River dijo...

Tú a mí no me engañas!
Siempre has tenido alma de copla!

atikus dijo...

Ah la tradición es la tradición, y es que a los rescues les faltaba una versioncita de la copla española eh!!
Por cierto a mi el turrón duro nunca me gustó demasiado, en eso reconozco que mis gustos culinarios decrecen, y me inclino mas por el mal llamado "turrón de chocolate" o como mucho el de yema(turrón realmente es el de Jijona!! o el duro)

Mad Hatter dijo...

¡Ole!¡Ole! y ¡Ole ese mi Capitán de las Vascongadas mi arma!...
Mas pillao macho, ya sabía yo que con esta entrada ibais a saltar alguno.
Menos mal, porque últimamente nadie me dice ni mu.
Es que a mi el terruño me tira mu...muuu...muuuucho.

Mad Hatter dijo...

¿Sabiais que el turrón se inventó en la guerra? -Necesitaban un alimento muy energético que se conservase bien, compacto y que pesase poco.
A mí la verdad es que nunca me ha gustado mucho, soy más de polvo...polvo...polvorones.
¡Joder con este tartamudeo que me ha entrado últimamente!

WODEHOUSE dijo...

Pues en ezcaray nació (debajo de los soportales del satorre, cerca del kiosko) el maestro lope. Murío a los 36 años y aún así dejó montones de piezas, pasodobles muy conocidos como "gallito", pone en la placa que murió jóven habiéndo llevado una vida intensa.(O sea que se lo pasó pipa). Y dices que no te leo???