domingo, marzo 18, 2018

EL ORFEBRE DE LO VIVO



Joaquín Araujo, hace casi 40 años que leí su libro "Todavía vivo", un auténtico lema de este hombre que siempre quiso ser campesino y que se autome fine como"emboscado". A lo largo de su vida ha plantado más de 25.000 árboles y ahora se dedica fundamentalmente ha labrar, tanto la tierra como las mentes, y siempre lo hace con gran humildad, con el máximo respeto, sin ninguna agresividad, con la meticulosidad y artística delicadeza de un auténtico orfebre de las ideas. Para ello utiliza numerosos e inteligentes juegos de palabras, metáforas, anécdotas, experiencias, una pizca de poesía y hasta los esquemáticos y expresivos gráficos de la escritura china. A veces puede resultar algo rebuscado y enrevesado, pero, ciertamente, no es sencillo hablar de lo infinitamente complejo que, en el fondo, es la esencia de la sublime simplicidad de lo vivo.

En esta ocasión, sus sabias palabras han girado entorno al concepto de "fertilidad", que George Sand define como el mundo del esplendor, y que Joaquín relaciona con la "fraternidad", porque la fertilidad no es sino una suma de fraternidades entre elementos muy diferentes.

¡Qué importante es el proceso! Formar parte del proceso, sin acapararlo,  sin dominarlo y sin destruirlo es la única salvación para la Humanidad. La misma palabra "humano" proviene de "humus", "esa tierra negra que escupe primaveras".

Agricultura es cuidar de lo que nos cuida, cultivar es cuidar. No hay mayor tragedia que haber obligado a todo un sector a convertirse en torturador de la tierra. Cuando se obliga a los agricultores a traicionar sus esencias no sólo se pierde la soberanía alimentaria, la salud, el paisaje y la biodiversidad, sino que fundamentalmente se pierde la DIGNIDAD.

La cultura más culta es la rural. La cultura rural es la creadora del paisaje, del diccionario, de la Historia, del arte y de ese "conocimiento umbilical" que nos mantiene unidos a la "madre tierra".

Joaquín fue el encargado de cerrar la jornada "Ruralidades", organizada en la sala de usos múltiples del Ayuntamiento de Logroño, por "Equo", "Podemos" y "Cambia Logroño", en la que han intervenido Juantxo López Uralde (Equo), Kiko Garrido (Podemos), Andrés Barrio (Cambia Logroño) representante de la red "Intervegas", Raquel Ramírez de la cooperativa "El Colletero" de Nalda (La Rioja) y Lorena Rodríguez, alcaldesa de Carcaboso (Cáceres).

En una charla sobre el mundo rural me ha sorprendido la cantidad de veces que has salido la palabra "cultura" junto a otras que también empiezan por la letra "c" como: cooperación, comunidad cuidadora, custodia del territorio, consumo y colapso.

El colapso ambiental conduce al colapso social, si no recuperamos nuestros valores humanos más positivos como la solidaridad, la cooperación, la igualdad y la fraternidad perderemos nuestros pueblos, la cultura rural y la fertilidad de nuestros campos.

Cierro estas líneas con las mismas palabras con las que se despidió Joaquín: "Que la fertilidad os atalante!". Es un auténtico apóstol del amor a la Naturaleza y del ecologismo más profundo, rozando la fé y lo espiritual, por lo que me recuerda a mis queridos The Church, otros auténticos orfebres del sonido, provenientes de las antípodas del planeta. Si bien, mucho más cercano nos resulta el entrañable José Antonio Labordeta, del que Juantxo recordó su canción "Regresaré a la casa". Aunque, como digo, a mi me tiran más los Church con aquel sublime: "I take love into my hands, journey back to winterland", una canción que expresa muy bien esa imprescindible alianza entre el campo y la ciudad.

Todas las fotos by Mad Hatter.

Resuena en el sombrero: "Into my hands".- The Church (Australia, 1984).

1 comentario:

RECOMENZAR dijo...

Tienes un blog muy interesante Saludos desde miami