martes, febrero 26, 2013

LLUEVE SOBRE NUEVA ORLEANS





Este día, en el que el Hombre de Negro debería haber cumplido 81 años, contemplo cómo cae la lluvia sobre el río Ebro que baja crecido y me acuerdo del Mississippi y de la ciudad más emblemática y mágica que bañan sus aguas.

Se me hace muy difícil imaginar una noche solitaria en una ciudad como Nueva Orleáns, bulliciosa y repleta de música en todos y cada uno de sus rincones, aunque seguro que también tiene su lado oscuro, con sórdidos callejones mojados por la lluvia, historias de vudú y zombies, junto a las pestilentes ciénagas del delta del Mississippi.

No en vano, una de las canciones que mejor refleja el estado de ánimo de un hombre, cuando entra por la noche en una habitación fría, silenciosa y solitaria, fue compuesta en Nueva Orleáns por ese rey del Rythm & Blues que fue Earl King (2ª foto), en 1955, bajo el título de “Those lonely, lonely nights”.

La voz desgarrada y el guitarreo atormentado pero claro y nítido de Earl se complementan a la perfección con un piano implacable en las manos de Fats Domino (3ª foto), cuyas rotundas notas son como lágrimas que, primero ruedan trémulamente por la mejilla, antes de desplomarse finalmente en el vacío, transformadas en afilados puñales de rabia y dolor.

Earl Silas Jonson IV (verdadero nombre de Earl King), nació el 7 de febrero de 1934 y murió el 17 de abril de 2003 en Nueva Orleáns (Louisiana). Su estilo inspiró a guitarristas y artistas de la talla de Jimi Hendrix, quien, en 1968, versionó el tema que hizo Earl en 1960 titulado “Come on”.

Como dijo el Hombre de Negro, el origen de todo está en el Blues y en las ganas de contar historias… Una vez más, llueve en Nueva Orleáns sobre las ruinas que dejó el paso del último huracán.

2 comentarios:

Yuri Zhivago dijo...

Una de las grandes ventajas de pasar por tu casa es que a veces se producen mágicos reencuentros como hace unos días con Eva Cassidy a la cual dediqué una entrada en la mía-ya casi había olvidado su voz-y ahora con Earl King para mi desconocido,sólo me queda agradecertelo pues las presentaciones corren de tu cuenta.
Un saludo.

Mad Hatter dijo...

De nada Yuri, de eso se trata de presentarnos descubrimientos, reencuentros o recordatorios mutuamente.
Un Saludo.